HANSON 1

La “Sinfonía Nº 1 en mi menor” (Nordic) Op.21 fue terminada durante su estancia en Roma en 1922. Se estrenó en Roma el 30 de mayo de 1923, interpretada por la Orquesta del Augusteo, dirigida por el propio compositor.

Uno de sus primeros profesores de piano, llamado Albin Peterson, también de ascendencia sueca, le dijo que debía expresar en sus obras el espíritu de sus antepasados suecos. “Lo que Grieg ha realizado para Noruega, usted lo debe hacer por Suecia”. Parece que Hanson le hizo caso componiendo una obra de raíces nórdicas influenciada por Sibelius, pero con unas características definibles como americanas. Descendiente de suecos Hanson era realmente un americano.

La obra está dedicada a Felix Lamond, el fundador y director del Departamento de Música de la Academia Americana de Roma. Pero por otra parte también la dedica a sus padres.

El primer movimiento, andante solenne, allegro con forza, empieza con una melodía en la cuerda que se expande, constituyendo el primer tema y el principal de la obra. Un amplio tema romántico de naturaleza nórdica. Después de un episodio de transición interpretado por la trompa acompañada por la madera, aparece el segundo tema. Tranquilo, alternando entre las cuerdas graves y agudas. Es repetido por la orquesta completa. Los temas son llevados a un breve desarrollo que termina en un contenido climax. La reexposición empieza con el tema principal reforzado. El segundo tema de carácter lírico, es apoyado por las trompas para llevar el movimiento a su climax. Pero no llega a su cumbre, terminando con una coda recordando con amargura la atmósfera inicial.

HANSON SEl segundo movimiento, andante teneramente, con semplicità, nos describe un cuadro musical de ambiente marino. Empieza con figuras en la cuerda, oboe y flauta, actuando de un modo descriptivo un poco impresionista. Después de un breve climax, las cuerdas repiten el tema principal de la sinfonía que actúa como leitmotiv entre sus movimientos. La trompa añade sus comentarios de un modo resignado y los clarinetes llevan el movimiento hacia una tranquila coda.

El movimiento final, allegro con fuoco, empieza con ímpetu. Un tema agitado derivado del tema principal de la obra, es interpretado por la orquesta al completo. La cuerda y oboes introducen un segundo tema de cierto carácter melancólico. Unos golpes del bombo interrumpen bruscamente el tema. Una especie de trágica marcha fúnebre aparece en lugar del esperado desarrollo. Después de una pausa, empieza la recapitulación recuperando el agitado tema inicial. El segundo se presenta con una forma desarrollada. El tema romántico domina la partitura. La marcha fúnebre nos conduce hacia la coda de un modo solemne.

Una sinfonía que emplea temas cíclicos, influenciada por las primeras de Sibelius y el estilo conservador de su maestro en Roma, Respighi. Intenta expresar sus orígenes usando su propio estilo americanizado.