KLAMI 2

La “Sinfonía Nº 2”  Op.35 , fue compuesta en 1945, estrenándose en 1946 en un concierto consagrado a su música. La partitura fue revisada en 1954 en un intento de hacer una obra con menores alusiones al mundo exterior.

El primer movimiento, moderato molto, empieza sombríamente con redobles de la caja mediante un tema dolorido iniciado en los bajos. Después de una transición punteada por la caja, un tema melódico de ambiente popular nos recuerda a Tchaikovsky. Es interrumpido por unas notas agresivas que nos muestran el ambiente bélico. El desarrollo se caracteriza por sus formas rítmicas marcadas por la tensión dramática, en lucha con un tema melódico. Después de una breve explosión del metal, la recapitulación se inicia de manera elegíaca. El tema popular reaparece de un modo mas discreto. Después de una transición con rasgos de Sibelius una breve coda termina con suavidad el movimiento.

GUERRA NIEVEEl segundo movimiento, allegro con vivo, realiza la función de scherzo. Se caracteriza por sus efectos en forma de pizzicato. Un tema fuertemente rítmico es marcado por redobles de la caja. El trio está formado por una suave sección con un fuerte ritmo punteado. El tema va aumentando pasando finalmente al tutti orquestal que interpreta brillantemente una solemne marcha militar acompañada por los redobles de la caja. Luego retornan los pizzicattos iniciales del scherzo inicial con su tema rítmico.

El tercer movimiento, misterioso e lugubre, tempo quasi adagio, es considerado por su autor como una forma de introducción a la parte final. Empieza con sonidos misteriosos sobre el ritmo de marcha marcado delicadamente por la percusión. Un tema elegíaco es iniciado por la madera, siendo tomado por la cuerda de modo apasionado. El desarrollo del tema es interrumpido por el ritmo dominante de la marcha, en una especie de lucha entre ellos. Una música romántica de Tchaikovsky mezclada con elementos de Shostakovich. La parte final es sombría con redobles de la caja y breves llamadas del metal.

KLAMI S2El último movimiento, allegro assai, presenta un tema rítmico con gran brío orquestal. Pronto aparecen nuevamente los ritmos de marcha. Reaparece el motivo de marcha del movimiento anterior. Esto produce un recuerdo a la Marcha de los Balcanes, una marcha militar cuyas palabras conocen todos los fineses: hemos sufrido mucho tiempo frio y hambre. La recapitulación del tema inicial es seguida por la marcha interpretada solemnemente. Una coda vigorosa cierra la obra.

La versión comentada es la original estrenada en 1946. Por razones desconocidas en la revisión efectuada en 1954 eliminó la alusión a la Marcha de los Balcanes. Se trata de una sinfonía con las características propias de los tiempos de guerra. Aunque terminada al finalizar la misma no encontramos en ella signos triunfales de victoria.