KORNGOLD S

La “Sinfonía en fa sostenido mayor” Op.40 fue terminada en Viena en 1952 y estrenada por la Radio de Austria el 17 de octubre de 1954, interpretada por la Orquesta Sinfónica de Viena dirigida por Harold Byrns, a pesar de que fue descrita por la crítica como poco ensayada e interpretada mediocremente.​

En 1959, Dimitri Mitropoulos escribió: Toda mi vida he buscado el ideal moderno de composición. En esta sinfonía lo he encontrado. Voy a tocarla la próxima temporada. Pero Mitropoulos falleció, y la sinfonía, a pesar de que se interpretó varias veces en la radio europea, no fue estrenada en sala de conciertos hasta el 27 de noviembre de 1972 en Múnich, bajo la batuta de Rudolf Kempe.​

Desde entonces, la obra ha entrado en el repertorio y ha sido grabado en varias ocasiones,​ y la partitura completa ha sido publicada por Schott Musik en su serie Eulenburg y por Warner Music Spain, bajo la batuta de Pedro Halffter.​

Esta dedicada a la memoria del presidente Franklin D. Roosevelt, que murió en abril de 1945. La obra utiliza un tema que Korngold había escrito para la película de 1939 La vida privada de Elizabeth y Essex.

La obra está escrita para gran orquesta que consta de: tres flautas, doblando piccolo, dos oboes, dos clarinetes, clarinete bajo, dos fagots, contrafagot, cuatro trompas, tres trompetas, cuatro trombones, tuba, timbales, percusión con tres músicos encargados de bombo, platillos, gong, glockenspiel, marimba y xilófono, arpa, piano, doblando celesta y cuerdas.

El primer movimiento, moderato, ma energico, es intenso y tormentoso, con un irregular tema principal. Sus disonancias y su desgarro rítmico lo convierten en una de las piezas más modernas que escribió Korngold. Su carácter trágico le otorga un carácter de danza macabra. Compuesto en la clásica forma sonata el segundo tema es más relajado, pero sin abandonar el ambiente trágico.

El segundo movimiento, scherzo, allegro molto, nos conduce a un ambiente totalmente diferente. Un tema rítmico vivo parecido a una tarantela sirve como scherzo. El trío que lo interrumpe un par de veces es de carácter más dulce.

El tercer movimiento, adagio, lento, es el amplio corazón de la sinfonía. Un movimiento profundo y meditativo, en la tradición de Anton Bruckner. Un movimiento luctuoso escrito a la memoria de Roosevelt. Utiliza el tema compuesto para su banda sonora El caballero Adverse, pero transformado en una grandiosa marcha fúnebre. Después de llegar a varios apasionados clímax termina en una atmósfera de tranquila resignación.

El cuarto movimiento, finale, allegro gaio, es de carácter optimista empleando las referencias a la música de cine de La vida privada de Elizabeth y Essex y la canción, Allí. Escrito en forma sonata utiliza dos temas principales, el primero enérgico contrastando con el segundo de carácter melódico. Además emplea otros motivos que dan al movimiento un aspecto calidoscópico,

El compositor se encuentra que Viena ha cambiado y su obra se ha olvidado. No logra que reaparezcan sus primeras obras con las que había alcanzado la fama. Su sinfonía no logra emocionar al público. El estilo musical ha cambiado totalmente y su música se encuentra desfasada, siendo rechazada por romántica. Decepcionado regresa a Hollywood en 1955.