LALO S

La “Sinfonía en sol menor” fue compuesta en 1886 y dedicada al director Charles Lamoreux, el cual la estrenó el 7 de febrero de 1887. Es una obra inspirada en la tradición clásica, siguiendo la línea de Brahms y Schumann, especialmente en el primer movimiento y el tercero. En el scherzo y el final es donde más destaca la personalidad hispano francesa de Lalo, por medio de los ritmos empleados.

El primer movimiento empieza suavemente con un andante de efectos dramáticos, que nos conducen al primer tema del allegro non troppo de aspecto tormentoso, que se contrapone al lirismo del segundo tema. El desarrollo está basado en ambos temas, a los que lleva a secciones de gran expresividad dramática. En la coda encontramos una frase de sabor hispánico antes de finalizar de modo concluyente.

El scherzo contiene un ritmo vivaz con una orquestación ligera, que contrasta con el primer movimiento de carácter más germánico. El trío es melódico en forma de plegaria, que en su segunda parte aumenta de expresión. Al llegar al clímax se reemprende la primera parte del scherzo, terminando con una elaborada coda.

El tercer movimiento es un adagio de tipo reflexivo. El tema principal es trágico, expresado por largas frases descendentes. La tensión aumenta en la última parte, hasta desembocar en una tranquila coda.

Termina con un allegro. El tema principal tiene forma de danza con un ritmo vivo, siendo el secundario de tipo lírico. Dominado siempre por el elemento rítmico, en el desarrollo ambos motivos se contraponen contrapuntísticamente. En la coda aparece un aire de raíz española antes de terminar con una frase más sombría.