LEHMBERG S

La “Sinfonía para la festividad de Santa Cecilia" fue terminada en 1959, al final de su vida. No sabemos lo que le impulsó a escribirla ni el origen y relación con su título. Se estrenó de manera póstuma el 17 de enero de 1962, en un acto en su homenaje organizado por el Ayuntamiento de Málaga. Fue interpretada por la Orquesta Sinfónica de Málaga dirigida por Pedro Gutiérrez Lapuente.

El primer movimiento, andante, allegro, empieza con una amplia introducción lenta, mediante un tema lírico. Emplea notables formas contrapuntísticas. La influencia de la música de Brahms es bastante clara. El primer tema del allegro escrito en forma sonata es de carácter rítmico. Posee un breve motivo cuyo ritmo nos recuerda a Mozart. Pronto da paso a un segundo tema de carácter lírico, que nos conduce a un amplio desarrollo. El tema principal inicia la recapitulación, donde se escucha nuevamente el motivo mozartiano. Una conclusiva coda cierra el movimiento.

cd-lehmberg-temes-copiaEl segundo movimiento, andante, está escrito en forma de lied, presentando un tema poco característico. Se desarrolla manteniendo el estilo de influencia germánica que hemos visto en el anterior movimiento.

El tercer movimiento, allegro, scherzo, utiliza un tema rítmico de influencias brahmsianas con características llamadas de las trompas. Después de una breve pausa presenta un segundo tema también de estilo germánico, que constituye el trío. Finalmente se repite la primera parte del movimiento.

El cuarto movimiento, allegro, quasi presto, es el único movimiento en que incorpora elementos andaluces, como se puede comprobar en su tema principal, con un motivo rítmico que se irá repitiendo a lo largo del movimiento en forma parecida a un rondó. Se alterna con elementos melódicos de carácter lírico.

Una sinfonía de estilo romántico, fuera de su tiempo, escrita al final de su vida como si fuera un homenaje a Brahms, después de haber abandonado durante años la escritura de música sinfónica. No sabemos lo que le llevó a esta composición, ni el porqué de su dedicatoria a la patrona de la música, durante unos años de inestabilidad psicológica.

Su enfermedad mental depresiva se agrava llevándolo a la muerte el 24 de agosto de 1959. Actualmente lleva su nombre una conocida calle de Málaga sin que los transeúntes conozcan su obra sinfónica. El tantas veces citado, el director José Luis Temes ha realizado la grabación de algunas de sus composiciones.