LINDBLAD 2

La “Sinfonía Nº 2 en re mayor” fue compuesta en 1855 y estrenada el 6 de mayo del mismo año, interpretada por la Orquesta de la Opera Real de Estocolmo dirigida por Jacopo Foroni. En el mismo concierto se incluía la novena de Beethoven, lo cual hizo que su sinfonía quedara ensombrecida. La obra se ejecutó diversas veces a los pocos años de su estreno, siendo luego olvidada.

El primer movimiento maestoso, allegro molto empieza con una sección lenta. Sigue un allegro con gran fuerza. Influenciado por Beethoven posee un estilo derivado de los grandes clásicos.

LINDBLAD SEl segundo movimiento, poco allegretto, nos trae recuerdos de Mozart por sus delicadas melodías. Pero también encontramos influencias de su amigo Mendelssohn. Está escrito en forma tripartita.

El tercer movimiento, scherzo, allegro molto, es enérgico, de estilo clásico con reminiscencias de danza, conteniendo un trio de carácter melódico, empleado de forma contrastante. Tiene elementos que nos recuerdan la música de su contemporáneo Berwald.

El último movimiento, Finale, allegro, da un sentido de unidad a la obra, siendo parecido formalmente al primer movimiento. En su desarrollo muestra el dominio del contrapunto. Cita una melodía de la ópera cómica Värmlänningarna de Andreas Randel. Pero lo que más nos sorprende es la utilización en su parte final, de las notas de un aria de Cherubino de Las bodas de Fígaro de Mozart.

Se trata de una obra bien construida siguiendo los gustos de su época, una música poco evolucionada que continúa el estilo de los grandes clásicos.