MELARTIN 1

La “Sinfonía Nº 1 en do menor” Op.30/1 , fue escrita parcialmente en Viena y terminada en 1902, siendo estrenada en Helsinki durante un concierto dedicado a sus obras en 1903. En el año 1905 realizó una revisión de la obra.

MELARTINEn aquella época solamente se conocían tres sinfonías escritas por compositores de Finlandia. La de Mielck escrita en 1897 y las dos primeras de Sibelius escritas en 1899 y 1902. La obra de Melartin fue bien recibida tanto por el público como por la crítica.

El primer movimiento, adagio, allegro molto moderato ed energico, empieza con un fuerte acorde estableciendo la tonalidad. Escrito en la clásica forma sonata, la orquesta nos presenta el primer tema del allegro de características influenciadas por Bruckner, siendo este tema el principal de la obra. El segundo tema es, como le corresponde, de carácter lírico. Los temas son desarrollados en la parte central, empleando formas contrapuntísticas. En la recapitulación el primer tema es repetido en fortissimo. El segundo tema toma en la coda el aire de una marcha fúnebre de carácter mahleriano.

El segundo movimiento, adagio, es de carácter ternario. Nos presenta mediante la cuerda dividida, un amplio tema lírico que se repite tres veces en variadas orquestaciones, cada vez con mas brillantez. Reaparece el tema principal del primer movimiento en la parte central que nos conduce a un segundo tema lírico que nos conduce a su climax. En la parte final se repite el primer tema lírico.

El tercer movimiento, allegro vivace, corresponde al scherzo. Presenta una danza relacionada con los ländler usados por Bruckner. Su carácter finés aparece cuando los timbales introducen un nuevo tema con influencia de Sibelius. El trio es de naturaleza folclórica finesa con el uso de la canción popular, Ol’ kaunis kesäilta, Era una dulce tarde de verano. Termina con la repetición de la primera parte en forma abreviada. La melodía lírica del trio cierra el movimiento.

El último movimiento, finale, vivace, usa un vivo primer tema, que muestra bastante parecido con el de su famosa Marcha Festiva de la Bella Durmiente Op.22. El segundo tema es de carácter pastoral presentado por la madera. En la extensa coda reaparece el tema principal del primer movimiento, como leitmotiv de la obra. Luego aparecen en forma contrapuntística otros temas usados en la obra. La obra termina con solemnes acordes en do mayor al modo de las sinfonías románticas.