MELARTIN 5

La “Sinfonía Nº 5 en la menor” Op.90 (Sinfonia Brevis) fue compuesta en 1916. Se estrenó el 13 de enero de 1916 interpretada por la Orquesta Filarmónica de Helsinki dirigida por el propio compositor.

La sinfonía se interpreta como un conjunto dividido en dos partes. Los movimientos primero y segundo se interpretan sin interrupción, así mismo el tercero con el cuarto. Los temas son recurrentes entre los movimientos, uno de los caracteres típicos de Melartin.

El primer movimiento, moderato,  presenta su primer tema mediante la madera. Es un motivo lírico pastoral con reminiscencias de Grieg. La entrada de las trompetas es más incisiva. El segundo tema empieza en forma fugada. Después de unas fanfarrias de tipo wagneriano empieza el desarrollo del primer tema, que llega hasta su máxima intensidad. Un episodio mas sosegado nos presenta un ambiente de aire popular. Aparece un segundo climax apoyado por repetidas pulsaciones de la orquesta. Después de una pausa empieza una contrastada frágil coral en la madera dando paso a la recapitulación. Termina con una suave coda, en la que escuchamos fragmentos del tema principal sobre un continuo pizzicato de los contrabajos.

El segundo movimiento, andante, presenta un sencillo tema que gana interés al desarrollarse de un modo expansivo al estilo de Mahler. La melodía continúa hasta que es interrumpida por una especie de canto de pájaros de la madera acompañada por el arpa, seguido por el tema folclórico del primer movimiento. Al final del movimiento regresa el tema inicial en forma de himno.

El tercer movimiento, allegro moderato, tiene la forma de un intermezzo. Un solo de flauta nos presenta un tema jovial. Continúa con un tema folclórico finés que nos da la impresión de una danza lejana. Reaparece el tema principal del primer movimiento interpretado contrapuntísticamente. En la sección del trio se interpreta una amplia melodía romántica. Termina con una breve recapitulación del tema inicial.

El último movimiento, finale, es el más complejo. Se trata de una cuádruple fuga que va acelerando su tempo desde el largo hasta el allegro. Los contrabajos empiezan presentando el primer tema en forma de coral, que va subiendo su tono al pasar al resto de la cuerda. El segundo tema deriva del tema de la flauta del intermezzo, un tema del tipo de Bach. Los dos temas se unen mediante una forma fugada. El tercer tema deriva del final del primer movimiento. Se le unen en forma fugada los dos temas anteriores. El cuarto tema también deriva del primer movimiento. En la fuga final se van sumando el segundo, el tercero y el primer tema. La polifonía se vuelve disonante en los momentos más rápidos. La fuga se detiene bruscamente por la primera línea del himno coral. Entonces alterna la fuga con las frases del himno, con cada nueva presentación del himno en una tonalidad diferente. La fuga llega a su climax mediante la aceleración de cada una de sus cuatro partes. La sinfonía termina con la reafirmación de la tonalidad con el tema coral interpretado enfáticamente por el metal.

El título de Sinfonía breve nos lleva al engaño al tratarse de una verdadera sinfonía a gran escala. Puede considerarse junto con la anterior una de sus mejores sinfonías empleando unos mayores recursos técnicos que sus anteriores obras.