MIASKOVSKY 14

La “Sinfonía N° 14 en do mayor”  Op.37 está escrita durante un período muy productivo de Miaskovsky, el año 1933. En poco tiempo compuso tres sinfonías nuevas. Por ello no es extraño que partes de una de ellas acabaran siendo utilizadas en otra. Así el final previamente pensado para esta sinfonía acabó siendo el principio de la quince. Se estrenó en Moscú el 24 de febrero de 1935, interpretada por la orquesta del Teatro Bolshoi dirigida por Viktor Kubatzky, a quién dedicó la obra. Se publicó en 1937 por las Ediciones Nacionales de Música.

KAZHAKSTANEn un momento delicado para los compositores soviéticos, cuyas obras eran severamente investigadas como si se trataran de trabajos literarios, Miaskovsky muestra una gran creatividad. Para ello acepta la doctrina del narodnost, la proximidad al pueblo o popularidad, lo cual se ajustaba al pensamiento soviético. La obra contiene gran cantidad de temas populares de influencia kazahka. La actual República de Kazakhistán formó parte de la Unión Soviética hasta el año 1991 en que declaró su independencia. Está situada al sur de la Rusia asiática poseyendo costas en el mar Caspio. Su capital es Astana, pero su ciudad mas conocida es Almaty, antiguamente denominada Alma-Ata.

El primer movimiento, allegro giocoso, empieza con un alegre tema folclórico de carácter rítmico. Un segundo tema menos dinámico aparece a continuación. La música es totalmente tonal, con escasas disonancias en su armonía. Después de un breve desarrollo los temas se llevan a su recapitulación.

El segundo movimiento, andantino, quasi allegretto, presenta su tema principal mediante el clarinete. Se trata de un melancólico tema pastoral. En la parte central muestra un tema popular mas vivo, como si se tratara de una fiesta campesina. Luego se regresa a la melancolía del principio.

El tercer movimiento, quasi presto, corresponde al scherzo. Un tema rítmico y ondulante constituye el primer motivo. El segundo elemento tiene mas carácter popular. El trio empieza con imitaciones de campanas, de forma irónica. Sigue con una marcada sencilla melodía. Una nota disonante inicia la coda.

El cuarto movimiento, andante sostenuto, se caracteriza por el ostinato descendente de cuatro notas cromáticas, o sea que no pertenecen a la misma tonalidad. Esto sirve de base para el tema principal. Su desarrollo nos lleva desde su misticismo inicial hasta profundos momentos de lirismo.

El último movimiento, allegro con fuoco, empieza explosivamente. El tema principal, al parecer se trata de una auténtica canción folclórica del Kazakhistán. Escrito en forma de rapsodia, el movimiento agrupa una serie de cantos y danzas populares. Una fuerte llamada de las trompetas inicia una brillante coda.

Esta sinfonía se grabó por primera vez en 1991, interpretada por la Orquesta Sinfónica Académica de la Federación Rusa, en el Conservatorio de Moscú para el sello inglés Olympia. Distribuidor de las grabaciones del mítico sello soviético Melodiya, inició el proyecto de grabación de la obra sinfónica completa de Miaskovsky. La colección comprendería las 27 sinfonías y una docena de otras obras para orquesta. Muchas de las obras no habían sido nunca grabadas en disco. Se trataba de una serie de 17 Compact Disc con la orquesta dirigida por el gran maestro Evgeny Svetlanov. Como curiosidad diremos que cada uno lleva una letra en su lomo mostrando las 17 letras que forman el nombre de Nikolai Miaskovsky.

MIAS S 15La caída del comunismo y la pérdida de las subvenciones estatales han llevado a la empresa Olympia a la quiebra, cuando faltaban por aparecer siete volúmenes de la colección. Con ello se ha perdido una oportunidad única de poder escuchar la obra sinfónica completa de Miaskovsky. La voracidad del capitalismo nos impedía continuar estos comentarios.

Pero no todo ha terminado desfavorablemente para los intereses de los melómanos. En el año 2004 Christopher Todd Landor fundaba en los Estados Unidos la empresa Musical Concepts, para volver a publicar grandes grabaciones de los clásicos sellos Vox y Vanguard, además de nuevos proyectos.

Mediante una negociación con Olympia Records, obtuvo los derechos para la publicación de los siete volúmenes que quedaban sin publicar de la obra sinfónica de Miaskovsky. Estos discos se han publicado en su sello Alto.