ATTERBERG 1

La “Sinfonía N° 1 en si menor”  Op.3 fue compuesta entre los años 1909 y 1911. Se estrenó el 10 de enero de 1912 en Göteborg dirigida por el propio compositor. La obra fue recibida con entusiasmo, a pesar de tratarse de una obra de juventud. Las grandes orquestas europeas la interpretaron como una de las páginas más célebres escritas por un compositor sueco. La dirigieron Leopold Stokowski, Max von Schillings y Carl Nielsen.

El primer movimiento, allegro con fuoco, está escrito en forma sonata. El primer tema es presentado mediante una densa instrumentación. El segundo tema, más calmado, proviene de una variante del primero. La sección de desarrollo empieza sobre suaves redobles de los timbales con influencias de Brahms. La reexposición comienza repitiendo la breve llamada de los metales del principio. Los temas se presentan con nueva orquestación.

El segundo movimiento, adagio, es de carácter elegíaco. Un tema aéreo es presentado por la cuerda y luego tomado por las maderas. Luego se desarrolla en forma de rapsodia con influencia de Richard Strauss. En la parte central el corno inglés presenta un nuevo tema elegíaco apoyado por el violín, sin cambiar la atmósfera de tranquilidad, que continúa en la parte final sublimando el tema. Termina con una suave coda.

El tercer movimiento, scherzo, enlaza sin pausa con el anterior. Se caracteriza por sus motivos rítmicos repetitivos. Esta repetición está basada en una estricta periodicidad de cuatro compases. El ritmo se acelera hasta la parte central, donde aparece un tema melódico que se va intensificando en contrapunto con el tema rítmico. La última sección es más tranquila, desapareciendo el ritmo hasta que reaparece bruscamente en la coda final.

El último movimiento, adagio, allegro energico, empieza con una lírica melodía interpretada por el violín, con un estilo muy cantabile. Los fagots anticipan en forma lenta el primer tema del siguiente allegro, separado por una pausa. El metal interpreta con fuerza el tema principal dotado de una gran expresividad. Un segundo tema más tranquilo se presenta a continuación. En la parte final el tema principal se repite con gran solemnidad, seguido por la coda.