ATTERBERG 9

La “Sinfonía N° 9”  Op.54 (Sinfonia Visionaria)  fue esbozada el primero de enero de 1955. La escritura se inició el 24 de mayo, terminándola el 6 de junio de 1956, según su diario a las 14h 35’, añadiendo irónicamente, nu går jag och badar!, ahora me voy a bañar.

Se estrenó en Helsinki en el mes de febrero de 1957, no volviéndose a interpretar hasta el año 1962 en Dortmund con un texto alemán y finalmente en 1975 en Göteborg en la conmemoración del aniversario de la muerte de su autor.

EDDALa sinfonía utiliza una mezzo-soprano, un barítono y coros. Es absurdo pensar que en su planteamiento haya querido emular a Beethoven. Las diferencias entre ambas son más que evidentes. El texto está tomado de la Edda poética, posiblemente redactada en Islandia hacia el año 1270. Se trata de una colección de poemas mitológicos, mágicos y heroicos, narrando acciones que tienen lugar en el norte de Europa.

La mitología nórdica está escrita en los Eddas, que consisten en los textos primarios y los Sagas que cuentan leyendas históricas con elementos mitológicos y sobrenaturales. Estos textos provienen de Islandia.

Los Eddas consisten en dos obras islandesas medievales que recogen las historias relacionadas con la mitología nórdica. El origen de la palabra Edda es desconocido. Se conocen muchas teorías contradictorias sobre su significado. Sugieren que puede tener relación con la palabra poética, con bisabuela o significar el libro de Oddi.

Las recopilaciones contenidas en las Eddas son una parte fragmentaria de la tradición oral actualmente perdida, que fue escrita por eruditos para conservar parte de estas historias. La Edda Poética conocida también como Elder Edda o sea Edda antigua está escrita por un autor anónimo hacia el año 1250. Consiste en una colección de poemas de más antiguedad, actualmente perdidos, que podrían situarse hacia el año 1000.

La Edda en prosa se conoce como la Edda joven o Edda de Snorri. Está escrita por Snorri Sturluson (1179-1241) hacia los años 1220 o 1225. Oddi es el lugar donde Snorri fue educado y de donde proviene el título de libro de Oddi.

El texto empleado por Atterberg en su sinfonía proviene de la Edda Poética. El libro está dividido en diversos capítulos con descripciones trágicas de las vidas de héroes y dioses. Las mujeres tienen un gran papel en estas historias, presentándolas como grandes luchadoras. Estos relatos han tenido mucha influencia en el mundo occidental y en la música. Recordemos las óperas de Wagner basadas en historias narradas en los Eddas a través de la germanizada Canción de los Nibelungos. En la actualidad el escritor J. Tolkien ha conseguido grandes éxitos editoriales al incorporar personajes sacados de estas leyendas nórdicas a sus obras Hobbit y El Señor de los Anillos.

Atterberg utiliza el primer libro de la colección contenida en la Edda Poética. Se titula Völuspá o la profecía de la mujer sabia. Es el poema más famoso de la colección. Su argumento es sencillo. Othin, el jefe de los dioses, llama a una cierta Volva o mujer sabia, para que le adivine el futuro, siendo conciente de que una gran tragedia se avecina. Primeramente le cuenta el pasado o sea la creación del mundo, el origen de los enanos, el del primer hombre y de la primera mujer, las primeras luchas entre dioses y los Vanir. Haciendo presunción de su sabiduría revela algunos de los propios secretos de Othin.

MUERTE DE BADLR
Muerte de Baldr

Presionada finalmente por el dios le cuenta la verdadera profecía. La revelación de la final destrucción de los dioses. Lo que los alemanes llamarán Göterdämmerung, el crepúsculo de los dioses. La profetisa habla de las Valquirias que dan su vida para defender a Othin y los otros dioses en la batalla, de la muerte de Baldr, el más encantador de los dioses, gracias a las astucias de Loki y del incendio final del paraíso de los dioses, el Valhalla. Pero la historia no termina aquí como se esperaba. De las cenizas del pasado renace un nuevo mundo maravilloso, regresando el bello Baldr y los campos que no se han sembrado producen frutos maduros.

Se ha interpretado como el terror del final del primer milenio, que sentían los habitantes de la región, al estar escrito en dicha época. Siguiendo el relato del Apocalipsis cristiano el reino que dura mil años estaba próximo a su fin. Por ello parece haber influencias de un cristianismo primitivo, expresando el nacimiento del reino del segundo milenio. Parte de estas ideas también las recogieron los pensadores del nazismo. El mundo destruido renacería en forma de un nuevo Imperio que duraría 1000 años.

Es posible que las estrofas finales del poema hayan podido ser añadidas posteriormente al año 1000. Por dicho motivo en su obra Atterberg prescinde de ellas, terminando la sinfonía con la apocalíptica descripción del fin del mundo. Su titulo de Sinfonía Visionaria vaticina esta profética destrucción del mundo. La obra fue escrita después de la Segunda Guerra Mundial, durante la época de un nuevo orden, el de la guerra fría, basado en el equilibrio del terror, como se pudo observar en la guerra de Corea, durante los años 1950 a 1953.

VALALa obra se interpreta sin pausas, estando dividida en varias secciones. Empieza mediante una introducción orquestal de carácter sombrío. Unos tétricos acordes nos anuncian que la desgracia ha llegado a la tierra. El barítono en su papel de dios Othin empieza su primera intervención con la frase,

Heid hon hette,        Heid era su nombre,

La contralto en su papel de la profetiza, la sabia Vala, pregunta en forma de dialogo a Othin que es lo que desea saber. Naturalmente, el dios desea saber su futuro.

La tercera sección empieza con una frase de la contralto evocando a los gigantes con el tema wagneriano del anillo.

Jag jättarna minns            Recuerdo a los gigantes

Continúa mediante una canción llena de brío contando el pasado, desde el origen de la tierra. En la parte final interviene el coro añadiendo su comentario, en la forma usual de las tragedias griegas.

FRASNO DEL MUNDOLa cuarta sección empieza con una pequeña introducción orquestal, antes de la entrada del barítono. La pitonisa habla del fresno del mundo, Yggdrasil, el árbol que simboliza al universo.

En la quinta parte el dios reconoce la sabiduría de la Vala, al descubrirle secretos recuerdos. Termina las primeras estrofas con la frase,

Veten I än eller vad?

¿Me entiendes o no?

Esto produce una coherencia musical, al actuar a modo de refrán. Los coros también emplean temas recurrentes, como el empleado al final de la sección, que se une en sus comentarios a la voz del barítono.

La sexta parte nos habla de la guerra, con inflamadas frases del barítono, dialogando con la profetisa. La primera frase tiene reminiscencias de la música de Wagner, de su Anillo de los Nibelungos, cuando dice,

Med spjut sprängde Oden           Odin carga con su espada

Mot hotande horder.                 contra sus enemigos.

El coro nos ofrece su comentario final antes de un gran intermedio orquestal, en el cual la orquesta interpreta agresivas secuencias, que se transforman en un solemne motivo de tipo wagneriano, presentando uno de los temas principales de la obra.

Al principio de la séptima parte, la cuerda interpreta las doce notas cromáticas, para la descripción de la fuente caliente a la cual está encadenado Loki, representando su sofocante calor. Mientras, la flauta y el clarinete realizan una verdadera serie dodecafónica. La contralto empieza con una completa inversión. Un procedimiento serial que nunca hasta ahora había utilizado Atterberg, siempre inclinado hacia un romanticismo tardío. Sigue con su lúgubre recitativo, luego continuado por el tenor. Ambos repiten sus estrofas que terminan con la conocida frase recurrente, Veten I än eller vad?. Entrada del coro en la parte final con violentos comentarios.

Al comienzo de la octava parte, la pitonisa empieza con su recitativo, revelando la profecía maldita,

Jag ser längre fram,                      Veo en un futuro lejano

Har fullt upp att säga                     tiene mucho que decirte

           Om Ragnarók                       sobre la conflagración mundial

            Och de rådandes kamp.           y la batalla de los poderes victoriosos

Sigue una melancólica aria del barítono, que termina nuevamente con la frase Veten I än eller vad?. El coro repite su violenta intervención de la sección anterior.

GUERRAEn la parte novena la contralto empieza repitiendo el tema de la profecía, presentado al principio de la parte anterior. El ambiente es de guerra y destrucción. Los coros entran con intervenciones de los metales en su serie dodecafónica, pero con un nuevo significado bélico. La contralto lanza tristemente su fatídica frase que será luego repetida,

Ringlande värdsorm

Enroscada serpiente

Över rymden gapar.

Que desea engullirse al mundo

Los coros intervienen con gran violencia, interrumpidos por la repetición de la fatídica frase de la pitonisa, que finalmente cierra la sección.

La parte décima empieza con un recitativo del barítono advirtiendo del inminente peligro. Los coros responden nuevamente con su repetitiva violenta estrofa. La contralto termina esta parte con la repetición de la maldita profecía.

En la undécima parte los coros narran con violencia las escenas guerreras, la lucha contra las fuerzas del mal encabezadas por el liberado Loki. Cada uno de los párrafos termina con la repetitiva frase,

Då lossnar dödsskeppet

     El barco de la muerte está en libertad

La parte duodécima describe la batalla final, por medio de la intervención de los coros. Su actuación termina con la repetición de su recurrente estrofa. En la parte final la contralto repite una vez más su terrible profecía.VALHALLA DESTRUCCION

La última sección nos narra la destrucción del Valhalla. El dios canta tristemente el final de sus días en medio del fuego. La pitonisa repite con amargura el fatal destino. El barítono canta su aria final apoyado con tristeza por los coros vocalizando. La sinfonía termina con los siguientes versos, separados por una breve pensativa parte orquestal.

 Nidhugg de döda.                    Nidhugg, la muerte

         Un sjunker Valan            Ahora la Vala está en silencio