AVSHALOMOV 1

La “Sinfonía Nº 1”  fue compuesta en Shanghái en 1940 y estrenada por la Orquesta Municipal de la ciudad. Una obra totalmente tonal siguiendo los cánones de la forma clásica, pero la multiplicidad de sus temas ofrecen cierta complejidad.

El primer movimiento, lento, allegro non troppo, empieza con una introducción lenta de modo dramático, que expone cuatro motivos que se repetirán a lo largo de la obra. Un motivo de fanfarria, una frase pentatónica, una lamentación del clarinete y un motivo ascendente repetido. El primer tema es presentado por el corno inglés. El segundo tema consiste en una melodía descendente de carácter melancólico. Las trompetas repiten un breve motivo en staccato, que nos conduce a un tercer tema de carácter romántico, desarrollándose hasta su clímax. La sección de desarrollo empieza con la repetición del primer tema interrumpido por fanfarrias. Después de la recapitulación comienza una compleja coda, empezando con el motivo de la fanfarria. El primer tema se funde con motivos de la introducción, terminando lentamente con un do sombrío.

AVS S1El segundo movimiento, andante, molto sostenuto, nos muestra una poética escena en un santuario de montaña. Los violines presentan una frase aérea seguida por los arabescos de la flauta. El corno inglés presenta un tema melancólico y después un nuevo tema de carácter triste. El ambiente poético es reforzado por los sonidos del arpa y la celesta.

El tercer movimiento, scherzo: vivo, presenta un tema rápido de carácter repetitivo presentado por cuerdas y fagots. Un segundo elemento es introducido por las flautas y el clarinete. Estos elementos se repiten en diferentes tonalidades. En el trío se presenta una triste melodía interpretada por la viola y el oboe. Se reanuda el scherzo y los temas se combinan en la coda, terminando con un presto salvaje.

El cuarto movimiento, largo, attaca, empieza con una marcha de carácter siniestro. La orquesta va tomando volumen, creciendo con los redobles de los tambores y los golpes de gong. Trompetas y trompas anuncian una fanfarria triunfal. Se interrumpen bruscamente para dar paso a trémolos de los violines acompañados por la percusión.

El último movimiento, allegro con bravura, se interpreta sin interrupción. El primer tema es una alegre danza china con un luminoso acompañamiento. El segundo tema es presentado por el oboe. La coda empieza después de una pausa con el tema de la marcha interpretada pomposamente. Termina con una frase de toda la orquesta al unísono y la cadencia final.

Una sinfonía que sigue la tradición rusa usando motivos chinos para sus temas. Como resultado aparece una obra de raíces chinas con una expresión musical occidental, siendo un precedente de la futura música sinfónica china.