BADINGS 8

La "Sinfonía Nº 8" fue compuesta en 1956. Utiliza un conjunto de instrumentos de percusión compuesto por tambores, gong y campanas. Su estructura es bastante original descansando en el primer movimiento, seguido por un breve movimiento lento y un corto final. No posee scherzo.

El primer movimiento, lento, se inicia lánguidamente con un tema algo fantasmagórico marcado por los pulsos de la percusión. Un crescendo nos conduce a un allegro que presenta un tema algo obsesivo enmarcado por la percusión. En la parte central, de un carácter más sosegado incluyendo solos para la percusión, especialmente del juego de campanas, aparece un tema más melódico. La percusión inicia una coda más rítmica.

El segundo movimiento, larghetto, de una gran brevedad, se compone de un tema lírico interpretado por la cuerda de manera expresiva. En este movimiento no participa la percusión.

El tercer movimiento, vivace, empieza con un tema rítmico sincopado que se desarrolla acompañado por la percusión. El primer violín interpreta un tema característico antes de la entrada masiva de la percusión imponiendo su ritmo. Las notas del violín nos conducen a la agitada coda.