BAX 6

La “Sinfonía N° 6” escrita en su refugio de Morar durante el invierno, fue terminada en 1934 y estrenada al siguiente año. La obra está dedicada a su gran protector, el director Sir Adrian Boult, aunque anteriormente la dedicó al sinfonista polaco Karol Szymanowski, tachado en el manuscrito.

El primer movimiento, moderato, allegro con fuoco, empieza con una sección lenta con un tema insistente en forma de ostinato. Un tema formado por seis notas repetido con una fría insistencia. El allegro que sigue a continuación está escrito en la forma sonata. El primer tema es vivo, contrastando con el segundo motivo más tranquilo. El desarrollo se basa especialmente en el primer tema. La llegada a su apogeo nos conduce a una corta recapitulación, terminando con una coda bastante borrascosa.

El segundo movimiento, lento, molto espressivo, es de naturaleza lírica. Después de unos compases introductorios con intervención del arpa, los violines presentan un tema amplio y  calmado. La trompeta es la encargada de introducir un segundo tema, característico por el uso de un scotch snap, que consiste en la utilización de una nota muy corta acentuada antes de una nota larga. Después de la entrada de un tercer tema la música nos conduce a un climax. Luego retorna a la calma del primer tema interrumpido por la entrada de una especie de marcha lenta casi fantasmagórica.

El último movimiento, lento moderato, allegro vivace, andante semplice, está compuesto por tres partes, una introducción lenta, un scherzo y el epílogo. Empieza con una introducción con un solo para clarinete con un motivo de seis notas de carácter invernal. Sigue con un motivo interpretado por el viento. El ritmo se acelera empezando la parte correspondiente al scherzo con una especie de danza irlandesa. El trio de carácter lírico está interpretado por la cuerda en forma de un interludio. Luego se reanuda el scherzo con energía renovada que nos conduce a un enorme climax. La trompa acompañada por la cuerda en sordina y el arpa introduce el tema inicial del clarinete, empezando el epílogo, la última sección de la sinfonía, como ya es costumbre en Bax. Las trompas presentan una versión muy atmosférica del tema en la coda, concluyendo la sinfonía con un final tranquilizador.