BIZET S1

La “Sinfonía en do mayor” fue compuesta en 1855 mientras estudiaba en el Conservatorio. Tomó como modelo la “Sinfonía en re mayor” de Gounod, de la que había realizado una trascripción para piano a cuatro manos. Empleó la misma instrumentación, cuerdas, doble madera, cuatro trompas, dos trompetas y timbales.

La sinfonía permaneció inédita hasta el año 1935. Tenida por su autor como un capricho de juventud, la suprimió. La obra fue encontrada por Jean Chantavoine en 1933, en un montón de manuscritos dados al Conservatorio de París por el compositor Reynaldo Hahn. Luego se estrenó en Basilea bajo la dirección de Félix Weingartner en el año 1935. La obra con un aire fresco, pero ya marcada por su peculiar estilo, se ha convertido en su pieza sinfónica más popular.

El primer movimiento, allegro vivo, empieza con una figura rítmica de tres notas, que emplea de un modo parecido al usado por Beethoven en su quinta. El segundo tema que es mas relajado y melodioso, es interpretado con ayuda de oboes y flautas. El desarrollo se basa preferentemente en este tema, pero con repetidas intromisiones del primero.

El adagio es una pieza de sabor pastoral. Empieza con una frase de introducción antes de que el oboe participe con una sinuosa melodía de aire oriental en forma de cantilena. La cuerda responde con un sereno tema de aire lírico operístico. Esta cálida parte lírica se interrumpe por una sección en forma de fuga, basada en el motivo que acompaña a la introducción. Después de unos compases de transición, retorna el tema de la cantilena en el oboe, con el que termina el movimiento.

El scherzo empieza con un tema rítmico con sabor de giga escocesa que enlaza con un amplio tema lírico al estilo de Mendelssohn. El trio consiste en el empleo de la giga con una instrumentación de sabor rústico campesino. Termina repitiendo, como es habitual, el scherzo.

El finale es un jubiloso allegro vivo, una exuberante página llena de fuerza juvenil. Empieza con un rápido motivo oscilante en las cuerdas, que se detiene unos compases durante los cuales el viento interpreta una alegre marcha. Un tercer tema lírico es interpretado por las cuerdas. La obra termina de modo brillante y elegante.