BLESA 2

La “Sinfonía Nº 2" (The Great Mystic) Op.27 es también una obra en tres movimientos. Ha sido interpretada por la Banda Municipal de Música de Palma el 27 de febrero de 2015, dirigida por Salvador Sebastià.

El primer movimiento lleva el título, Primeros años: de la corte al misticismo. Ramon Llull nació en Mallorca en 1232 y murió en 1315 cuando regresaba de un viaje a Túnez. Fue escritor, poeta, matemático, místico y perteneciente a la Orden Franciscana. Fue beatificado en 1857. Antes de cumplir 30 años era uno de los mayores consejeros del Rey Jaime II de Aragón. Llevaba una vida alegre, próspera y se dice que libertina. Pero su vida tuvo un cambio trascendental.

La sinfonía empieza con un tema lento desfigurado que va incrementando su tensión. Una intervención de la flauta solista nos conduce a una especie de marcha interrumpida diversas veces. En la sección final encontramos un dramático crescendo que cierra el movimiento.

El segundo movimiento, Las visiones y la cueva. Mientras pensaba en una canción banal tuvo una serie de visiones de Cristo. Llull dejó a su familia e inició una serie de peregrinaciones a París, Santiago, Roma, etc. Se retiró a una cueva, que la tradición sitúa en Randa en la isla de Mallorca. Allí meditó acerca de Dios, la fe o el origen del arte.

Sin interrupción se pasa al segundo movimiento, que corresponde al movimiento lento de la obra.  Un tema austero inicia el movimiento, hasta que aumenta su expresión representando el momento de la visión. Un tema de carácter rítmico inicia la sección central representando los viajes de Llull. Con el tema de la cueva vuelve la tranquilidad, empezando una meditación que se expande épicamente.

El tercer movimiento, Peregrinaciones y conversiones, Durante sus últimos quince años de vida viajó como peregrino y misionero a varios lugares como Túnez, Jerusalén o Chipre. Algunos cronistas apuntan que pudo morir lapidado en su último viaje, lapidado por los musulmanes.

Sin pausa pasamos al último movimiento, un allegro iniciado con un tema rítmico marcado, representando los nuevos viajes de Llull. En los siguientes motivos se encuentran referencias a los países de oriente. En la sección final aumenta el dramatismo, hasta que una danza de carácter popular medieval nos conduce a unos compases lentos y a la concluyente coda.

Según las palabras del compositor. Esta sinfonía bebe de diversas fuentes. La primera es la figura de Ramón Llull, que sirve de punto de partida de la composición. Más que describir su vida y obra, he tomado algunos fragmentos de éstas para intentar plasmar una impresión sonora: su vida de juventud (I. Primeros años: de la corte al misticismo), la llamada divina (II. Las visiones y la cueva) o las múltiples peregrinaciones y su afán por convertir a los que no abrazaban la fe cristiana (III. Peregrinaciones y conversiones).