BRETON 3

La “Sinfonía Nº 3 en sol mayor” fue terminada en el mes de mayo de 1905, por una petición de su amigo Enrique Fernández Arbós para la recién fundada Orquesta Sinfónica de Madrid. Para ello el compositor usó la partitura de su "Quinteto con piano" que había compuesto en 1904 estrenado con notable éxito y procedió a su orquestación. La partitura del quinteto se ha perdido, por lo cual nos es imposible saber los cambios realizados.

Se estrenó el 12 de mayo en el Teatro Real dirigida por el maestro Arbós. La crítica le fue adversa, especialmente por no haber compuesto una obra nueva y Bretón desilusionado con la música sinfónica nunca más intentaría volver al género.

El primer movimiento, allegro non tanto, compuesto en forma sonata, empieza con una introducción lenta que da paso al primer tema. Sobresale un gran tema melódico con el cual después también se inicia el desarrollo. Una rítmica coda cierra el movimiento.

El segundo movimiento, andante con moto, se basa en un tema lírico que es presentado por la madera. Luego es tomado por la cuerda en forma variada. Finalmente una forma más solemne nos conduce a la coda.

El tercer movimiento, scherzo, allegro, se inicia con un tema rítmico al que se le superpone una melodía de carácter netamente español. Constituye el único movimiento poseyendo el carácter nacionalista, que tanto defendió su autor en su música lírica. En el trío aparece otra melodía característica andaluza.

El cuarto movimiento, allegro, empieza con un tema rítmico decidido, que contrasta con el segundo de carácter lírico, de amplio melodismo romántico. Un notable desarrollo del tema lírico nos conduce a la recapitulación, terminando con una coda que repite el tema inicial.