BRUCKNER 3

La “Sinfonía Nº 3 en re menor”  (Sinfonía Wagner) fue compuesta entre los meses de febrero y diciembre de 1873. Una de las copias lleva la dedicatoria a Wagner. En 1874 el propio Bruckner realizó unas correcciones en su instrumentación, pero no fue publicada. En 1876 hizo una nueva revisión completa de la obra, de la cual solamente se ha publicado el adagio. Entre los meses de enero a octubre de 1877 realizó una nueva versión que terminó en enero de 1878, añadiendo una coda al scherzo. Esta versión fue publicada por Nowak.

La obra que había sido considerada demasiado complicada por los músicos vieneses, fue estrenada por la Orquesta Filarmónica de Viena el 16 de diciembre de 1877, en esta nueva versión reformada y simplificada. La obra dirigida por el propio Bruckner no fue comprendida por el público que fue abandonando la sala. Entre los presentes se encontraba Gustav Mahler que al final la aplaudió.

Bruckner no satisfecho con la acogida de la obra la volvió a modificar durante los años 1888 y 1889. Esta última versión fue publicada por Nowak en 1959.

La versión original de 1873 fue editada por Haas en 1944, pero se perdió durante la segunda guerra mundial. Esta misma versión fue editada finalmente por Nowak en 1977. Para los comentarios nos basaremos en esta edición.

El primer movimiento se titula Gemässig, misterioso. Empieza con una introducción con un marcado ritmo en violonchelos y contrabajos, sobre el cual los violines efectúan un tremolando. Entonces aparece el tema principal en la trompeta seguido de un dibujo de las trompas. Este es el tema principal que en alemán se conoce como Urthema. Entonces se inicia un crescendo en el metal.

Después de una sección más tranquila se repite el primer tema. El segundo tema aparece en la cuerda. Es un tema melódico marcado por las violas, denominando esta sección según Bruckner como Gesangsperiode o sea período de canción. Luego aparece una tercera sección dominada por cuatro notas de los instrumentos de viento. Una cita del Miserere de su “Misa en re menor” concluye la exposición.

Debemos dejar claro que aunque Bruckner utiliza en sus obras la forma sonata clásica, lo realiza con una manera propia. No separa totalmente sus partes y usa normalmente más de dos temas. Durante la exposición ya utiliza secciones propias de desarrollo que continúa en el propio desarrollo y muchas veces también desarrolla los temas durante la recapitulación. Por ello las dimensiones de sus movimientos son tan extensas.

Volviendo a la sinfonía analizada, en la fase de desarrollo propiamente dicha, la música va ganando intensidad hasta conducirnos a un fuerte tutti de la orquesta del primer tema. Con esto parece que termina esta sección, pero continúa introduciendo el segundo tema melódico en sentido contrario que lleva gradualmente a la recapitulación.

Después del tutti del primer tema, reaparece el tema lírico que se interpreta en modo mayor. La coda empieza como surgiendo de la tierra, con un canon del tema principal interpretado por las trompetas y trombones. Después de llegar al clímax, se detiene bruscamente, para dejar paso al motivo suave de la introducción, que nos conduce al final del movimiento con el tutti de los trombones y trompetas.

El segundo movimiento es un adagio. Empieza con una solemne melodía en las cuerdas. Los violines aumentan su intensidad conduciendo a una típica cadencia bruckneriana. Una llamada de las trompas introduce un nuevo tema melódico en las violas. Este tema está inspirado en la madre de Bruckner, según contó el propio compositor. Más tarde este tema aparece en las trompas.

Después de una melódica frase de la cuerda aparece el tema wagneriano. Se repite el tema inicial con movimientos sincopados de los primeros violines. Se vuelven a presentar los dos temas principales y de repente la orquesta entera, interpreta el tema del Lohengrin de Wagner, sobre el fondo de las síncopas de los violines. Vuelve el tema principal a la cuerda, terminando dulcemente con una suave coda.

Sigue el típico scherzo de Bruckner. De gran fuerza rítmica está dividido en dos secciones, siendo la segunda de tipo lírico. Después de repetir la primera sección rítmica aparece el trío con una suave melodía en la viola, que en la segunda parte se hace más rítmica. Se repite el scherzo inicial con sus tres partes, para terminar con una corta coda.

El allegro final empieza con determinantes toques de las trompetas sobre las ondulaciones de los violines. El segundo tema es muy característico. Un tema danzante en la cuerda, una especie de polka, se contrapone a una seria melodía en la trompa y las maderas. El propio Bruckner explicó el origen de este tema. Durante el funeral de un importante arquitecto, se escuchaban los sonidos de baile provenientes de un local próximo. Quería presentar el contraste entre la vida y la muerte. Durante el desarrollo se citan los temas de los movimientos anteriores. También encontramos una sección de cuerdas sincopadas en contraste con el viento. En la recapitulación se repiten los temas, llegando a la coda basada en las llamadas de las trompetas del principio de la obra, que nos conducen a un brillante final.

Entre la versión original de 1873 y la modificada de 1877, Bruckner compuso una nueva versión del adagio, probablemente en 1876. Esta versión fue publicada por Nowak. Las diferencias de esta versión de una duración casi igual a la anterior, se encuentran en la sección del tema de Wagner. En la primera versión había escogido un motivo de la marcha solemne de “Lohengrin”, mientras que en esta nueva versión, para facilitar la interpretación, realiza una cita casi exacta de la Obertura de “Tannhäuser”, cambiando también las figuras iniciales de la cuerda, la difícil parte de las síncopas en los violines, que ha eliminado. Pero estos cambios tampoco fueron satisfactorios y terminó mutilando la obra.

En la versión de 1877 suprimió totalmente las citas wagnerianas, realizando el corte de la entera sección en el adagio anteriormente comentado. Los últimos cambios los realizó en los años 1888 y 1889. Esta versión fue editada por Nowak en 1959. Hasta hace poco tiempo se consideraba como la versión definitiva, pero actualmente se han vuelto a descubrir las interesantes versiones anteriores, especialmente la completa de 1873.

Las diferencias de la versión Nowak de 1889 con la versión original se explican brevemente a continuación. Bruckner aligeró la obra, suprimiendo las partes más conflictivas y más difíciles de interpretar. La duración original es de unos 78 minutos, que quedan reducidos a unos 54 en la última edición.

En su forma original es una de las sinfonías más largas de su autor. En el primer movimiento se han cortado los compases finales de la exposición y gran parte del desarrollo. La coda es continua, sin aparecer el motivo de la introducción. El adagio, como se ha comentado, se ha reducido cortando enteramente la sección wagneriana. El scherzo no se ha modificado. El allegro final tiene cortes muy importantes, en la exposición y en el desarrollo, pasando de una duración de 19 minutos a 11. Antes de la coda se han eliminado las citas a los anteriores movimientos.