BRUCKNER 6

La “Sinfonía Nº 6 en la mayor” fue empezada en 1879 y terminada en el mes de septiembre de 1881. Nunca la escuchó interpretar completa durante su vida. En el mes de febrero de 1883 la orquesta Filarmónica de Viena interpretó los dos movimientos intermedios, pero el estreno completo lo realizó Gustav Mahler el 26 de febrero de 1899, en una versión  abreviada. Bruckner había preparado la obra para su publicación en 1894 la cual finalmente no se realizó. Doblinger la publicaría en 1899.

Mahler realizó su propia versión variando la orquestación y realizando múltiples cortes. La versión original del compositor no se estrenó hasta el año 1935, siguiendo la publicación realizada por Haas en aquel año. Más tarde Nowak en 1952 realizó su propia edición que es muy similar.

Esta obra de dimensiones menores que la anterior, dura unos 54 minutos, es de concepción avanzada, empleando la polifonía orquestal o sea la mezcla de diversos temas, cosa que ya anuncia la música del siglo siguiente. No es extraño que no gustara demasiado al público de su época.

El primer movimiento es un maestoso que empieza con el ritmo marcado por los violines mientras violonchelos y contrabajos entonan el primer tema. Luego la orquesta entera recoge el tema. El segundo tema es muy lírico y el tercero está dominado por el trombón al unísono. En esta obra no utiliza las pausas para marcar la separación de los temas.

Una pequeña coda con arpegios conduce al desarrollo. Se inicia con un gran crescendo basado en el primer tema. Un gran clímax anuncia el principio de la recapitulación. Aparece de nuevo el primer tema ampliado, seguido por el segundo y el tercero. El tema inicial se lo disputan la trompa y la trompeta con un acompañamiento en arpegios de la cuerda, hasta recuperar el ritmo del principio de la obra terminando brillantemente.

El adagio en esta sinfonía está escrito en forma sonata. El primer tema es sombrío, presentado por la cuerda acompañada por lamentos del oboe. El segundo tema, también en la cuerda, es más amable, con un carácter de consolación. El tercer tema es una marcha fúnebre marcada por el ritmo de los timbales. El desarrollo se basa en la primera idea, que en la recapitulación llega a su máxima expresión y al extinguirse da paso al segundo tema y a la breve repetición del tercero. Las violas dan un sereno aire de paz a la coda, que termina dulcemente.

El scherzo está compuesto por varias ideas cortas con ritmos punteados y fanfarrias del metal, expuestas en forma ternaria. El trío es contrastado, con llamadas de las trompas y suaves respuestas, presentándose como una sección relajada, antes de repetirse el vibrante scherzo.

El final bewegt, doch nicht zu schnell, movido pero no muy rápido, empieza con un tema en forma de marcha bastante siniestro. El metal le opone poderosas figuraciones, hasta tomar el tema en un fuerte tutti. Una nota de la trompa lo separa del segundo tema lírico. Un tercer tema aparece como una variante sincopada del tema de la marcha. Una reminiscencia del tema del adagio, empieza un corto desarrollo, que termina con una nueva frase lírica.

En la recapitulación, el primer tema es ampliado y enriquecido. Se escucha luego el segundo tema lírico y la sección punteada de la tercera idea. Aparece el ritmo inicial llegando a un fuerte tutti, que termina bruscamente. La coda empieza suavemente con el tema de la marcha. Los trombones superponen el tema del principio de la sinfonía, terminando con un poderoso himno polirítmico mezclando los diversos temas.