DVORAK 1

La “Sinfonía Nº 1 en do menor” (Las Campanas de Zlonice) B 9 fue compuesta probablemente entre el 14 de febrero de 1865 y el 24 de marzo del mismo año. Es posible que la escribiera para enviarla a un concurso en Alemania, pero lo cierto es que no la volvió a ver. Esto la salvó no solo de las posibles correcciones, sino de que fuera quemada junto a las otras obras que no aparecen más tarde en su catálogo.

En 1884 Rudolf Dvořak, que no era pariente del compositor, encontró entre vendedores de libros viejos en Leipzig la sinfonía y la compró. La conservó hasta su muerte en 1920, pasando a su hijo. Tres años más tarde se supo de su existencia, pero todavía tuvo que esperar bastante tiempo para ser estrenada en Brno el 4 de octubre de 1936 y editada en bastante malas condiciones y con cortes. La partitura completa fue editada por primera vez en 1961.

El título de la obra no se encuentra escrito en el manuscrito, pero Dvořak se refería a esta obra dándole este nombre. Expresa los sentimientos durante la estancia vivida en dicho lugar, en el cual había tocado el órgano de su Iglesia.

El primer movimiento allegro empieza con una introducción consistente en una solemne fanfarria del viento. El primer tema es serio y de carácter sombrío, con cierto carácter de himno. En contraste el segundo tema es melódico pero conservando su ambiente. Durante el desarrollo los temas se van alternando modificándose. Una conclusiva coda termina el movimiento.

El segundo movimiento adagio molto, después de una larga introducción, presenta el tema principal de delicado lirismo e inspiración clásica, con sentidos solos de oboe. Durante el desarrollo hace uso de una rica polifonía. Una fanfarria de trompas y trompetas precede a la reexposición, con marcados momentos de inspiración en Beethoven.

El tercer movimiento, allegretto, tiene forma de scherzo. Es nervioso y agitado, usando frases cortas. El trío es más tranquilo sin perder su carácter rítmico. El scherzo se repite como es habitual.

Termina con un allegro animato con dominio del viento y temas poco diferenciados. Antes de la recapitulación aparecen atrevidas modulaciones, que nos llevan hacia la solemne resolución de la obra, con una coda con fanfarrias que nos recuerdan el tañido de las campanas de Zlonice.