DVORAK 2

La “Sinfonía Nº 2 en si bemol mayor” Op.4, B 12 fue compuesta entre el 1 de agosto de 1865 y el 9 de octubre del mismo año, o sea poco tiempo después de la anterior. Durante esta época Dvořak estaba enamorado de una alumna suya, Josefa Čermáková y expresa los sentimientos provocados por su rechazo. Más tarde se casaría con su hermana Anna. Es una obra que no fue abandonada por su autor. En 1887 empezó una revisión para poder ser publicada por Simrock y después de una segunda revisión se estrenó en el Rudolfinium de Praga el 11 de marzo del año 1888. Pero su publicación no se realizaría hasta después de la muerte de su autor, en el año 1959.

El primer movimiento es un allegro con moto dominado por el ritmo del tema principal. Después de una introducción aparece el tema principal en los violines. El ritmo se apacigua cuando violines y violas presentan el segundo tema, pero la calma es momentánea. La madera está impaciente para volver a intervenir. El carácter rítmico no se abandona, excepto en la breve cita del segundo tema en la recapitulación, terminando con una dinámica coda.

El segundo movimiento poco adagio empieza con una oscura introducción llena de suspiros, antes de presentar el primer tema lírico de matices nostálgicos. El segundo tema contiene bellos solos del clarinete, pero sin abandonar la atmósfera apesadumbrada que posee el movimiento. Dvořak expresa el dolor de su desgraciado amor. En el desarrollo encontramos una sección fugada y un momento de clímax subrayado por los timbales. Termina con una esperanzadora coda.

Continúa con un scherzo de carácter más alegre. Una parte lírica presenta una melodía con los rasgos típicos del estilo de Dvořak, alternando con otra sección más rítmica. El trío es más tranquilo con rasgos indudables del Dvořak más maduro. Luego se repite el scherzo terminando con una breve coda.

El movimiento final es un allegro con fuoco. El tema principal es alegre y sencillo. El segundo tema tiene cierta influencia de Brahms. Los elementos temáticos se van aproximando al clímax mediante diversos tutti subrayados por los trombones. Unos triunfantes compases dan fin a la obr