DVORAK 3

La “Sinfonía Nº 3 en mi bemol mayor” Op.10, B 34 fue compuesta entre el mes de abril de 1873 y el 4 de julio del mismo año. La Orquesta Filarmónica de Praga, bajo la dirección de Smetana, la estrenó el 30 de marzo de 1874, en la sala de conciertos de la Isla de Zofin. Con esta obra, Dvořak ganó en 1875 un premio del Estado Austríaco, logrando el afecto de importantes músicos como Johannes Brahms, Eduardo Hanslick y Johann Herbeck, a pesar de la influencia wagneriana que puede apreciarse en la obra. La buena opinión de Brahms, como miembro del jurado, fue de una gran ayuda. Pero la obra no se publicaría hasta 1911.

Escrita inusualmente en tres movimientos, empieza con un allegro moderato cuyo tema principal es amplio y apasionado, con evidentes rasgos wagnerianos. El segundo tema lírico deriva de una parte del primero que domina el movimiento, hasta llegar a la coda basada en el mismo tema.

El segundo movimiento es un adagio molto, tempo di marcia. Es una marcha fúnebre escrita en forma ternaria. No tiene un carácter trágico, más bien está llena de sentimiento. La sección central tiene características wagnerianas, con el empleo de su peculiar instrumentación. Después del retorno a la marcha inicial, acaba con una serena coda.

Termina con un allegro vivace de construcción bastante libre, como un rondó en forma sonata. El tema principal muestra gran energía arrastrando a toda la música, a través de su osado desarrollo, hacia una triunfal conclusión. Una dinámica coda dominada por el metal finaliza la obra.