FIBICH 2

La “Sinfonía Nº 2 en mi bemol mayor”  Op.38 fue escrita durante los años 1892 y 1893, es decir en los momentos más intensos físicamente de su relación con Anežka. Se estrenó el 9 de abril de 1893 en Praga siendo una de sus obras más bellas. El amor que sentía hacia la joven le impulsó a dar lo mejor que tenía. Todas sus mejores obras se concentran en los ocho últimos años de su vida.

El primer movimiento allegro moderato presenta el tema principal mediante las trompas, un motivo básico en la obra. Este motivo se va ampliando y desarrollando a lo largo de todo el movimiento. Termina con una coda fundamentada en el mismo motivo.

El segundo movimiento adagio está basado en uno de sus recuerdos más queridos. Pertenece a la citada colección “Nálady, dojmy a upomínky” (Estados de ánimo, impresiones y recuerdos). Es el recuerdo del día en que Fibich declara su amor a Anežka. Un tema romántico que nunca llega a la sensiblería. En la parte final reaparece en el tutti orquestal antes de terminar con una melancólica coda.

El scherzo es rítmico, apareciendo nuevamente el motivo del principio de la obra. Contrasta con el trío de carácter más suave pero sin abandonar los motivos rítmicos. Luego como es habitual, se repite el scherzo terminando con una enérgica coda.

Acaba con un allegro energico cuyo tema principal es optimista y brioso. Los recuerdos del compositor aparecen nuevamente en la parte lírica. Para unificar la obra encontramos reiteradamente el motivo inicial. La parte final es una reafirmación del optimismo triunfante, como estado de ánimo del compositor.