FIBICH 3

La “Sinfonía Nº 3 en mi menor”  Op.53 fue escrita durante el año 1898. Su inspiración continúa siendo sentimental, prosiguiendo con la influencia de Anežka sobre sus composiciones. Una obra que nos lleva de las sombras a la claridad.

El primer movimiento allegro inquieto es de un carácter sombrío. Un tema que utiliza los tonos graves, contrasta con un segundo más melódico que deja entrever los rayos de luz. El autor juega con este claroscuro durante el desarrollo. Los temas se reafirman durante la reexposición, terminando con una breve coda.

El segundo movimiento allegro con fuoco, adagio, consiste en una orquestación de dos de sus estados de ánimo de la comentada colección. Una música suavemente melancólica nos acerca a los sentimientos de su autor.

El scherzo es de una ligereza que recuerda al estilo de Mendelssohn, con diálogos entre cuerdas y viento. El trío es melódico y tranquilo. Retorna el scherzo con sus motivos ligeros y aéreos.

El movimiento final allegro maestoso, allegro vivace, empieza de modo sombrío como el primer movimiento. El primer tema surge de las profundidades elevándose hacia la luz. Reaparece líricamente un estado de ánimo. Pronto la atmósfera se aclara apareciendo el tema principal, una especie de polca sincopada. El estado de ánimo vuelve a resurgir brevemente, pero el movimiento se hace más exuberante. La obra termina con una triunfante coda.