FREITAS BRANCO 2

La “Sinfonía Nº 2 en si bemol menor”  fue terminada en 1926 estrenándose en Lisboa en 1927 bajo la dirección de Pedro Blanch. Está dedicada a su hermana María. Emplea la misma orquestación que su anterior sinfonía.

El primer movimiento, andante, allegro, está escrito en forma sonata precedido por una introducción lenta que utiliza un tema gregoriano. Primero se escucha en el clarinete doblado por la flauta. El primer tema del allegro es interpretado por las flautas, oboes, corno inglés y clarinetes. Un tema afirmativo y expansivo, al que se añaden violines y violas más tarde. El segundo tema, derivado de la melodía gregoriana, es presentado por el primer clarinete y los violines primeros, a los que se van añadiendo otros instrumentos definiendo también su carácter expansivo.

El desarrollo parte del tema principal con síncopas al modo de Brahms que intensifican la expresión. El carácter de la música cambia bruscamente, volviéndose más misteriosa y amenazadora. Se produce un retorno al andante inicial pero de un modo variado con tintes nostálgicos.

El principio de la recapitulación está marcado por el retorno del primer tema del allegro Después de la repetición del segundo tema el movimiento termina mediante una luminosa y serena coda.

El segundo movimiento, andantino con moto, está construido en forma tripartita. Nos presenta una melodía de carácter modal mediante los violoncelos y repetida por los oboes. Más tarde los violoncelos toman el tema y los oboes son sustituidos por el corno inglés. El desarrollo se basa en el tema y en la sección central es interpretado por el clarinete bajo. El retorno del tema principal nos conduce a una sección più lento. La trompa nos conduce a la sección final notada como molto tranquilo. Después de las reminiscencias finales el movimiento termina con un acorde.

El tercer movimiento, allegro vivace, corresponde al scherzo. Con influencias de Bruckner el tema rítmico es presentado por los violoncelos y fagot. El tempo se vuelve más lento durante la sección del trío con un motivo rítmico presentado por los violines en sordina. El tema del scherzo se repite de forma variada con una nueva referencia al motivo del trío.

El cuarto movimiento, adagio, allegro, empieza con una introducción lenta que mediante un crescendo y un acelerando nos conduce al primer tema del allegro presentado por violines, violas y violoncelos. El tema se transforma en otro influenciado por una melodía gregoriana. Un nuevo tema con carácter de Brahms es interpretado por los primeros violines acompañados por el resto de la cuerda.

La sección de desarrollo empieza mediante imitaciones canónicas, dando mayor importancia al primer tema. Se produce un momento de gran calma sugiriendo misterio. La primera trompa presenta el tema gregoriano acompañada por las otras trompas en forma de coral.

La recapitulación empieza con el tema principal seguido de modo variado por el segundo. Reaparece el adagio que nos conduce a la glorificación del tema gregoriano que escuchamos en todo su esplendor. Termina con una coda de modo triunfal.

Sinfonía de estilo neoclásico que muestra las variadas influencias recibidas por el músico, pero siempre mostrando la personalidad de su autor.