GARAY 1

La “Sinfonía Nº 1 en si bemol mayor” fue compuesta en 1790 en Jaén, estando orquestada para dos violines, dos violas, violonchelo, contrabajo, dos oboes y dos trompas.

Además de las misas, responsorios, y el resto de música de carácter religioso que estaba obligado a componer, Garay escribió por su cuenta una decena de sinfonías adoptando el estilo en cuatro movimientos típico de Haydn. No sabemos si fueron interpretadas durante su vida. Si lo fueron en alguna de sus partes lo serían durante alguna ceremonia religiosa.

Al contrario de otros compositores Garay se encontraba aislado en Jaén y ninguna de sus obras fueron publicadas. Sus manuscritos quedaron depositadas en el cabildo de la catedral giennense y resistiendo todas las revoluciones sus manuscritos han llegado a nuestros días, siendo finalmente publicados e interpretados.

José L. Temes (A la izquierda)
                         José L. Temes  (A la izquierda)

La edición de sus sinfonías ha sido llevada a cabo por Pedro Jiménez Cavallé, autor también de un libro sobre su vida y obra. La grabación integral del ciclo de sus diez sinfonías ha sido realizada por José Luis Temes con la Orquesta de Córdoba, en el año 2011 para el sello Verso.

El primer movimiento, allegro, está escrito en forma sonata, con un primer tema de carácter alegre e impetuoso y un secundario más melódico. Después de un breve desarrollo se llega a la reexposición, terminando con una determinante coda.

El segundo movimiento, andante, minué, está presentado por la cuerda en un tono bastante serio dividido en dos secciones. El minueto es seguido por el trío, que es un segundo minueto con un ritmo más vivo, también interpretado por la cuerda dirigida por los violines. Finalmente como es norma se repite el minueto inicial de modo simple.

El tercer movimiento, andante amoroso, está orquestado también solo para cuerda. Presenta un único tema amplio de carácter melódico presentado por los violines. Este tema sigue un desarrollo añadiendo nuevo material y finalmente una recapitulación.

El cuarto movimiento, presto, escrito en forma sonata contiene dos temas, el primero alegre y saltarín mientras que el segundo tiene cierto sabor de la música folclórica asturiana.