GARAY 9

La “Sinfonía Nº 9 en mi bemol mayor” fue compuesta en 1817 en Jaén. Está orquestada para dos violines, viola, violonchelo, contrabajo, dos clarinetes, fagot y dos trompas.

El primer movimiento, largo, allegro, está escrito en forma sonata, con una introducción lenta de ritmo entrecortado interpretada por los violines, seguido de los clarinetes con un vacilante intento de melodía. El primer tema del allegro posee un carácter brillante y algo solemne. El segundo tema es más melódico, interpretado por los violines y contestado por el primer clarinete y luego por el violín. Una coda termina la exposición. En el desarrollo se emplean ambos temas, terminando con la reexposición del segundo tema.

Catedral de Jaén
                               Catedral de Jaén

El segundo movimiento, andantino, no emplea las trompas. El tema principal es interpretado por los violines con gran expresividad. El segundo tema es presentado por los clarinetes. Luego se repite el primer tema y aparece un tercero que es interpretado con interrupciones del segundo. Una variante del tema principal nos conduce a la coda.

El tercer movimiento, allegro, minué, consiste en un minueto de carácter gracioso presentado por los violines, seguido por el correspondiente trío con ritmo continuado conducido por los violines. Finalmente se repite el minueto inicial de acentos hispánicos.

El cuarto movimiento, allegro, rondó, nos presenta un tema de carácter marcial que será el estribillo de la forma rondó. La primera copla tiene un carácter más sombrío al estar interpretada en modo menor. Después de la repetición del estribillo en forma abreviada aparece un nuevo tema interpretado por los clarinetes, seguido con la repetición de la segunda copla. Se repite el estribillo y luego el tema de los clarinetes, para terminar con el tema principal que nos conduce a la coda.