GLIERE 2

La “Sinfonía Nº 2 en do menor”  Op.25 fue terminada en 1908 siendo dedicada a su compañero Serge Koussevitzky, quién la estrenó en Berlín el 23 de enero de 1908, en su presentación como director de la Orquesta Filarmónica de Berlín.

GLIERE S2El primer movimiento, allegro pesante, nos presenta un tema lleno de tensión, que nos marca la diferencia entre la primera sinfonía, cuyos temas eran más apacibles. El segundo tema es más relajado presentando un ambiente más romántico. Durante el desarrollo la tensión aumenta, especialmente en la parte en que se repiten múltiples veces fragmentos del tema principal. Al final de la recapitulación el ambiente se suaviza terminando con una tranquila coda.

El segundo movimiento, allegro giocoso, corresponde al scherzo de la obra. El tema es vivo, con la fuerza de una cabalgata, que se detiene en el trío mediante una romántica melodía al estilo de Rachmaninov, que va aumentando en intensidad hasta dar de nuevo paso al vivo tema inicial.

El tercer movimiento, andante con variazioni, nos presenta mediante el corno inglés un gran tema lírico. El tema es sometido a una serie de variaciones mediante orquestaciones diferentes y aumentando la expresividad. En la parte central escuchamos una versión más ligera del tema que se transforma pronto en una versión más rítmica, en forma de una danza sincopada. La siguiente variación es más relajada volviendo a una forma más romántica con solos de la madera. En la parte final se regresa a la relajación con que empezaba el movimiento.

El último movimiento, allegro vivace, nos presenta un tema intenso de raíces folclóricas rusas, con influencias notables de Rimsky-Korsakov. Un solo de oboe que nos recuerda a Mussorgsky nos introduce el segundo tema, conduciéndonos al desarrollo. La tensión va aumentando hasta llegar a la recapitulación del enérgico tema principal. Finaliza con una solemne versión del tema lírico que nos conduce a una triunfal coda.

Una sinfonía más moderna y atrevida que la anterior reflejando el ambiente de la época, influenciada por las tendencias compositivas de su tiempo. Sin embargo conserva el estilo del nacionalismo ruso, especialmente el estilo de Rimsky-Korsakov y en parte el de Rachmaninov.