GRECHANINOV 4

La “Sinfonía Nº 4”  Op.102 fue terminada realmente en 1927, en Saint Jean de Luz, cerca de la frontera española donde pasaba el verano. En el catálogo de sus obras indica el año 1924 lo que lleva a confusión. La obra está dedicada a Tchaikovski.

Es una obra de características totalmente rusas a pesar de estar escrita en el exilio. El propio autor lo justifica en su libro autobiográfico "Mi Vida" del que extraemos el siguiente párrafo.

Algunos autores rusos se quejan de no poder continuar su actividad creativa lejos de su tierra natal... Es todo lo contrario... Aquí, en la lejanía, siento más intensamente todas las cosas rusas y mi unión con mi tierra natal es cada vez más profunda.

Una vez terminada la sinfonía Grechaninov la mostró a Serge Koussevitzky, que le propuso la interpretación de un solo movimiento, lo cual no fue aceptado por el músico, que deseaba la interpretación de la obra completa.

La sinfonía se estrenó en New York el 9 de abril de 1942, interpretada por la Orquesta Filarmónica de New York dirigida por John Barbirolli. La primera audición en su patria tuvo lugar en Moscú en 1944, durante un concierto organizado para celebrar los 80 años de su autor. A pesar de ello la obra todavía no se ha publicado, conservándose su manuscrito en el Museo Glinka de Moscú.

El primer movimiento, largo, empieza con la presentación de un tema trágico que pronto da paso a un segundo tema lírico de carácter cantable de amplia envergadura, con un carácter inconfundiblemente ruso, al estilo de Tchaikovski. Uno de estos temas difíciles de olvidar. Durante el desarrollo el tema se repita junto a variaciones del trágico tema inicial. La recapitulación termina con una coda basada en las notas iniciales.

El segundo movimiento, vivo, corresponde al scherzo de la obra, con un tema rápido y juguetón, también de carácter ruso. La parte correspondiente al trío es de tipo melódico ofreciendo el debido contraste. Seguidamente se repite la primera parte del scherzo, incorporando en forma más solemne el tema del trío, que nos lleva hasta la conclusiva coda.

El tercer movimiento, andante, nos presenta un tema soñador, que se va desarrollando ampliamente. Después de una clara pausa aparece un nuevo tema con un carácter trágico, que se desarrolla hasta llegar a su crescendo y a su inflexión, dando paso al tema lírico inicial. Pero el ambiente se vuelve más infausto al llegar a la coda.

El último movimiento, allegro vivo, presenta un tema agitado. El segundo tema contrastante es de un gran lirismo, marcadamente ruso. El desarrollo se basa especialmente en el tema inicial, dando paso a la recapitulación, en la cual el tema lírico se magnifica en forma de un solemne himno. La coda basada en el tema inicial finaliza la obra.

Una de las características de la obra es su carácter ruso, que nos recuerda a la persona a quien está dedicada, Tchaikovski. Muchos de los temas parece citaciones por la proximidad al estilo del gran compositor.