POPOV S 2

La “Sinfonía Nº 2” (La Madre Patria) Op.39 fue compuesta en 1943, un tiempo en que la Unión Soviética se encontraba en lucha por su libertad frente al nazismo alemán. Se trata desde luego de una obra de carácter patriótico. Gran parte de sus temas proceden de la partitura escrita para el film de Friedrich Ermler "Ella defiende su Madre Patria". Utiliza muchas formas folclóricas rusas.

El primer movimiento, andante con moto e molto espressivo, está interpretado por la cuerda. Los bajos inician un tema de carácter ruso que se desarrolla de forma fugada. El tema progresivamente se va intensificando, llegando a un apasionado clímax acompañado por los timbales. Luego va volviendo a la parte inicial.

POPOV S2El segundo movimiento, presto giocoso, es el scherzo de la obra. Una música alegre que nos recuerda al Stravinsky de alguna escena de Petrouchka. La parte correspondiente al trío es de un delicado lirismo. Después se reanuda la animación de la primera parte.

El tercer movimiento, largo, nos presenta un amplio tema de carácter triste, interpretado por la cuerda grave acompañada por los pizzicatos de los contrabajos. Aparece un motivo contrastante mientras la melodía principal va ganando intensidad. El tema se acelera hasta llegar a su apogeo. De repente todo cambia volviendo lentamente a su carácter inicial. Se trata de un movimiento en forma de arco.

El último movimiento, presto inquieto, empieza con la cuerda interpretando un motivo inquietante. Un tema rítmico va imponiéndose en medio de variados poliritmos. Una sección en forma de fuga es iniciada por la cuerda a la que luego se añade el viento. Un brusco silencio la interrumpe. Aparece el tema principal del movimiento inicial interpretado de forma solemne, que en su parte final modula cambiando de tonalidad para terminar de modo radiante.

Se trata de una obra con un carácter muy diferente de su anterior sinfonía. Basada en elementos del folclore ruso y conteniendo menos modernismos. Su defensa de la Patria en horas difíciles y su fácil comprensión para el gran público la hicieron merecedora del Premio Stalin en 1946.