RAUTAVAARA 2

La “Sinfonía Nº 2” fue compuesta en 1957. El estilo es totalmente distinto de la anterior tomando todo su material musical de sus siete “Preludios para piano”. En ella aplica las nuevas técnicas disonantes aprendidas, derivadas de la música dodecafónica. La sinfonía también fue revisada en el año 1984. Los cambios realizados son especialmente en su orquestación, empleando una orquesta mayor, aumentando el colorido especialmente en los movimientos rápidos. Como la forma original de su primera sinfonía, alterna los movimientos lentos con otros breves y rápidos.

RAUTA S1El primer movimiento, quasi grave, empieza con una melodía naciendo de los bajos de la orquesta. Es una obra de transición entre el estilo neoclásico y el dodecafónico. La melodía es amplia de carácter austero. El motivo se desarrolla de modo bastante disonante. El carácter de la música es íntimo de manera casi camerística.  En la parte central aumenta el dramatismo. La recapitulación de la primera parte cierra el movimiento.

El segundo movimiento, vivace, es muy breve. Una especie de danza disonante nos habla de un posible scherzo. La orquestación es colorista, con intervención de la percusión. La sección final es más lenta y delicada, enlazando con el siguiente movimiento.

El tercer movimiento, largo, nos muestra una melodía atonal presentada por la cuerda. El ambiente es grave con intervenciones misteriosas de los elementos agudos de la orquesta, en contraste con la melodía atonal desarrollada por los bajos. La tensión aumenta hasta su brusca ruptura, devolviéndonos a la calma de la primera parte. Una sombría coda cierra el movimiento.

El último movimiento, presto, también es muy breve. La música es agitada con reminiscencias de Stravinsky, en el empleo de los ritmos y de la percusión. La música es impetuosa empleando ritmos irregulares. Termina con ritmos frenéticos.