RAUTAVAARA 7

La “Sinfonía Nº 7” (Angel of Light) (Ángel de Luz),fue escrita en 1994. Una obra resultante de un encargo de la Orquesta Sinfónica de Bloomington, ciudad del estado americano de Indiana. Se estrenó en 1995 en dicha ciudad, con motivo del 25º aniversario de su orquesta. Originalmente se llamaba Sinfonía Bloomington por el citado motivo. Más tarde decidió cambiarle el nombre por el actual convirtiéndose en la última parte de su ciclo de Ángeles.

El primer movimiento, tranquillo, empieza con el sonido de la cuerda acompañada por el glockenspiel y el vibráfono. Los violines y violas interpretan una melodía elegíaca. La melodía se desarrolla hasta llegar a su climax impulsada por los metales. Continúa con el desarrollo del tema de un modo más tranquilo, con importante colaboración del metal. La flauta agrega unas notas más movidas, iniciando una sección en la cual el tutti orquestal vuelve a sobresalir, para luego continuar con el ambiente sereno del principio del movimiento.

RAUTA S7El segundo movimiento, molto allegro, constituye el scherzo de la obra. Presenta un tema irónico interpretado por el viento acompañado por el xilófono. Un segundo tema de carácter lírico es presentado por la cuerda de modo contrastante. La viva música irónica reaparece con fuerza, terminando de manera fragmentada conduciéndonos directamente hacia el siguiente movimiento.

El tercer movimiento, como un sogno, presenta una melodía interpretada por los violines en una forma parecida a una coral. El viento agrega sus notas en un delicado ambiente de tipo pastoral. Las notas de la trompa nos conducen a un breve crescendo. El violín solista interpreta el tema de la coral acompañado por ondulaciones del viento. El tema va modulando lentamente terminando en modo menor.

El último movimiento, pesante, empieza con una fanfarria de los metales. La cuerda presenta una nueva melodía con cierto carácter solemne acompañada por los arabescos del viento. La intervención del viento se va intensificando al tomar el tema. Luego la música se apacigua quedando la cuerda aguda interpretando el tema de una forma más austera. En la parte final encontramos un crescendo con la potente intervención del metal y el tam-tam. Luego la música se va desvaneciendo hasta llegar al silencio.

Una obra de sentido espiritual y místico cuya referencia a los ángeles no debe interpretarse de un modo programático. La obra ha tenido un gran éxito entre el público desde su estreno. Por su estilo neorromántico se trata de una de las obras de más fácil comprensión de su autor.