ROPARTZ 5

La “Sinfonía Nº 5” fue empezada durante la segunda guerra mundial en 1944 y terminada en 1945. Se estrenó el 14 de noviembre de 1946 en un concierto de la UNESCO dirigida por Charles Munch.

El primer movimiento, allegro assai, compuesto en forma sonata nos presenta un primer tema de características líricas y un segundo de tipo popular. Los temas se desarrollan mediante una extensa polifonía con motivos secundarios y una luminosa orquestación.

El segundo movimiento, presto, corresponde al scherzo. Un tema de cierto carácter folclórico sobre un ritmo irregular rodea un breve trío de aspecto tranquilo y melódico.

El tercer movimiento, largo, ocupa una parte importante de la sinfonía, tanto por su duración como por su rasgo emocional. Un tema cálido se desarrolla ampliamente

El cuarto movimiento, allegro moderato, integra diversos motivos rítmicos, en una forma sonata, dotados de una enérgica alegría realzada por el sonido de las trompetas y de la percusión, cerrando con brillantez la última sinfonía de Ropartz.

Terminada al final de la guerra expresa la alegría de haber llegado a la paz después de haber pasado por los instantes más sombríos de los últimos tiempos.