SCHUBERT 1

La “Sinfonía Nº 1 en re mayor” D.82 fue compuesta en el otoño de 1813 en el Konvikt y estrenada por la propia orquesta de la escuela el 28 de octubre, dedicada a su director en la fiesta de su cumpleaños. El propio Schubert dirigió la orquesta, recibiendo grandes felicitaciones de sus compañeros y maestros.

La orquestación comprende una flauta, dos oboes, dos clarinetes, dos fagots, dos trompetas, dos trompas, timbales y la cuerda habitual. Su estilo sigue la tradición vienesa y cuando la escribió estaba familiarizado con las obras de Haydn, Mozart y Beethoven.

El primer movimiento empieza con un adagio, cosa habitual en sus sinfonías. El segundo tema del allegro es melódico. A pesar de seguir la tradición clásica, Schubert demuestra su libertad empezando el desarrollo con dicho segundo tema y al recordar el material de la introducción antes de la recapitulación.

El andante es un movimiento de tierno lirismo. El menuetto tiene el espíritu de un scherzo, destacando una figura en corcheas en la segunda parte del tema. El trío presenta un juego entre las cuerdas y la madera. La obra termina con un allegro vivace en forma de rondó, que a pesar de su sencillez nos deja un buen recuerdo y señala futuras obras posteriores.