SCHUMANN 2

La “Sinfonía Nº 2 en do mayor" Op.61 fue compuesta entre el 12 de diciembre de 1845 y el mes de octubre de 1846 en Dresde. Se estrenó el 5 de noviembre de 1846 interpretada por la orquesta de la Gewandhaus de Leipzig dirigida por Mendelssohn con poco éxito. Realizó diversas modificaciones, añadió trombones a la orquesta y la presentó de nuevo once días más tarde en una audición más favorable.

Su construcción es más clásica que la de su anterior sinfonía, con rasgos de Beethoven, de Mendelssohn y un amplio uso del contrapunto.

El primer movimiento, sostenuto assai, allegro ma non troppo, está precedido por una introducción lenta. Una fanfarria de las trompetas y trompas inicia la obra en contrapunto con la melodía desarrollada por las cuerdas. El allegro, posee un tema principal rítmico y un segundo más fragmentado y cromático. En la recapitulación emplea de nuevo el tema de la introducción de modo contrapuntístico con los otros temas. Termina con una coda brillante y concluyente.

El segundo movimiento, scherzo, allegro vivace, es una especie de perpetuum mobile interpretado por las cuerdas interrumpido por dos tríos. El primero contiene un interesante intercambio de frases entre las maderas y las cuerdas. El segundo es más melódico algo parecido a un himno. La última aparición del tema del scherzo cierra el movimiento.

El tercer movimiento, adagio espressivo, posee una de las melodías mas conseguidas de Schumann. La repetición del tema principal por el oboe nos indica el dominio de la instrumentación de su autor, muchas veces criticada. La sección central es contrapuntística, como un homenaje a la música del pasado. En este movimiento se llega a uno de los momentos de más expresividad de la música de Schumann.

El cuarto movimiento, allegro molto vivace, está escrito en forma de rondó. El tema principal nos recuerda la rítmica empleada por Mendelssohn en su “Italiana”. El segundo tema es más lírico, ofreciendo un momento de tranquilidad. El tema de la fanfarria que abre el primer movimiento, aparece nuevamente antes de la brillante y triunfal coda, que parece querer demostrar que Schumann se había liberado temporalmente de su enfermedad.

El año 1848 se caracteriza por el estallido de diferentes revoluciones populares en Europa. En el mes de febrero la revolución en París termina con el periodo de la Restauración y se proclama la Segunda República. Es una revuelta de tipo social, promovida por el movimiento obrero, que cada vez se hace más fuerte. Esto hace renacer los movimientos democráticos y nacionalistas por toda Europa. Alemania, Austria e Italia sufren insurrecciones en sus principales ciudades, entre ellas Dresde. Schumann abandona la ciudad escapando de las luchas callejeras y se traslada al campo. Aceptando el puesto de maestro de capilla, ofrecido por Ferdinand Hiller, en 1850 se dirige a Düsseldorf.