TOURNEMIRE 4

La “Sinfonía Nº 4” (Pages symphoniques) Op.44 fue compuesta durante el verano de 1912 en la Bretaña, cerca de Perros-Guirec, siendo esta tierra el motivo de inspiración. Se estrenó el 12 de marzo de 1916 en el Châtelet de París interpretada por la Orchestre des Concerts Colonne, entonces unida a la de los Concerts Lamoureux, dirigida por Camille Chevillard y con Eugène Gigout al órgano.

Escrita en un solo movimiento dividido en cinco secciones encadenadas, assez lent, avec du mouvement, modéré, vif, lent. El primer tema es anunciado mediante la viola, mientras que el segundo lo hace el corno inglés. El desarrollo del primer tema nos conduce a la segunda sección que posee un carácter más vivo.

Esta segunda sección alterna las partes allegro con episodios más relajados. La tercera reaparición de la sección rápida nos lleva a un desarrollo, que lentamente nos conduce a la tercera sección con su título modéré. En ella la entrada del órgano dialogando con la cuerda se basa en el segundo tema. Un episodio de carácter lírico, que se une con la cuarta sección, vif, mediante el clarinete bajo. Esta parte toma la forma de un scherzo también derivado del segundo tema. La parte final de la sinfonía es lenta adoptando un carácter contemplativo.

Cada una de las sinfonías de Tournemire tiene unas características diferentes. En este caso se trata de una obra abstracta, unas páginas sinfónicas, sin ninguna referencia literaria. Una obra formada por cinco movimientos condensados, que había recibido el título de Symphonietta. Música pura de carácter libre.