TUBIN 11

La “Sinfonía Nº 11" es una obra inacabada que fue empezada durante los últimos años de la vida de Tubin, sin poderla terminar a su muerte en 1982. Solo pudo componer el primer movimiento. La sinfonía fue completada, a petición del director de orquesta Neeme Järvi, por su compatriota Kaljo Raid, que orquestó su único movimiento en 1987. Su interpretación fue dirigida por Paavo Järvi.

El único movimiento terminado, allegro vivace, con spirito, está recorrido por un áspero y vigoroso romanticismo que hace que la obra sea a la vez optimista y sombría. El ritmo de los timbales inicia el movimiento con fuerza. Un tema optimista es contrarrestado por una sección central más sombría.

Eduard Tubin es considerado como el mayor compositor sinfónico de Estonia, algo que podríamos comparar con Jean Sibelius en Finlandia. A partir de 1965 pudo realizar algún viaje a su patria. Hacia el final de su vida empieza a ser reconocido como compositor, especialmente cuando su amigo y compatriota el director de orquesta Neeme Järvi se exila en 1980 a los Estados Unidos.

Durante el último año de su vida su última sinfonía acabada es interpretada en cinco conciertos por la Orquesta Sinfónica de Boston. Tubin fue nombrado miembro de la Academia Real Sueca de Música. Después de una larga enfermedad muere en Estocolmo el 17 de noviembre de 1982.