WEBER 1

La “Sinfonía Nº 1 en do mayor" fue compuesta en 1806. Es una obra de juventud, pero ya se pueden adivinar los caracteres que reflejará en sus posteriores óperas. Como hemos dicho, su estilo no sigue la línea de los clásicos sino que muestra un concepto romántico. Quiere contar una historia en música, con lo cual se separa del ideal de música pura del clasicismo.

El primer movimiento, allegro con fuoco, escrito en forma sonata posee los dos temas contrastados. El primero en do mayor, empieza con un motivo de cuatro notas en forma de fanfarria, contrastando con el episódico segundo en si menor.

El segundo movimiento, andante, posee un elevado lirismo parecido al que más tarde desarrollará en la música para la escena. Está escrito en forma de lied en tres partes.

El tercer movimiento, scherzo, presto, utiliza un vivo tema en forma de danza parecida al ländler. La parte correspondiente al trío es más lenta, empleando un tema que lo acerca a la época clásica. Luego se reanuda con fuerza el vivo scherzo sin repeticiones.

El cuarto movimiento, finale, presto, es quizás el mejor movimiento. Escrito en forma de rondó, con un brillante moto perpetuo, con incesantes cambios y un tratamiento de los instrumentos de viento en forma de solistas.