WEYSE 5

La “Sinfonía Nº 5 en mi bemol mayor”  DF 121 fue escrita en 1796, sufriendo una amplia revisión en 1838. Añadió dos clarinetes y un trombón, alterando la música de todos los movimientos. Es la versión que comentamos, muy diferente de la original.

Empieza con un maestoso, allegro con brio, de modo solemne que nos conduce a un enérgico tema principal. Después de la recapitulación una coda basada en el tema principal cierra el movimiento. El andante también está escrito en forma sonata. El elemento dramático está aportado por el solo de violín en diálogo con la orquesta.

El minuetto empleado en la revisión es una nueva versión del empleado en la primera sinfonía. Cambió el nuevo que había compuesto, por una versión para una orquesta mayor de la usada en el anterior. En el trío los clarinetes realzan la música. El último movimiento allegro con spirito, después de una introducción presenta un tema en forma de fuga, seguido de un segundo. Los dos motivos se combinan en el desarrollo. La obra termina de modo triunfal.