WEYSE 6

La “Sinfonía Nº 6 en do menor”  DF 122 fue escrita en 1798 y revisada aproximadamente en el año 1800. Weyse la presentó a su antiguo maestro Schulz el cual realizó una crítica sobre su instrumentación. Al parecer el compositor la aceptó y modificó su orquestación.

El primer movimiento, maestoso, allegro con brio,  empieza con motivos introducidos sobre la línea de los bajos. Los violines presentan un enérgico tema, seguido de un segundo con diálogos entre los oboes y la cuerda. El movimiento lento, largo, empieza con un solo de trompa acompañado por las cuerdas bajas. Cuando la melodía es interpretada por la cuerda se advierte la influencia de Mozart. Al parecer la evolución de Weyse no se produce en sus últimas sinfonías. En la reexposición se escucha nuevamente el solo de trompa.

El minuetto es de tipo rítmico, con un melódico trío interpretado por el viento con acompañamiento de la cuerda. Termina con un vivace cuyo tema principal  es alegre, con acompañamiento polifónico de la cuerda, demostrando el dominio de las formas contrapuntísticas.