MENNIN Sinfonía 9

La “Sinfonía Nº 9”  fue compuesta en 1981, para el 50º aniversario de las temporadas ofrecidas por la National Symphony Orchestra. Se estrenó en la ciudad de Washington el 10 de marzo de 1981 con la citada orquesta dirigida por Mstislav Rostropovich.

El primer movimiento, lento non troppo, empieza de un modo misterioso mediante frases vacilantes. Luego va aumentando la potencia de las frases, llegando a poseer una gran energía en sus climax de carácter masivo. En la última parte, como es habitual en el compositor, vuelve al misterio inicial.

El segundo movimiento, adagio arioso, nos presenta una melodía de carácter elegíaco, interpretada por la cuerda de manera monofónica. A pesar del estilo progresista empleado por el compositor, este movimiento posee un fuerte fondo romántico. Nos muestra un profundo dolor pero expresado muy dignamente. Compuesto a modo de premonición antes del desarrollo de su fatal enfermedad, este movimiento se usó en su propia ceremonia fúnebre.

El último movimiento, presto tumultuoso, nos presenta a la orquesta desatada en un puro paroxismo sonoro. Breves motivos sonoros son impulsados por un tumultuoso ritmo irregular. La percusión contribuye con sus fuertes intervenciones. Toda esta energía nos conduce a una determinante coda.