FORMA Y GENERO MUSICAL

LA SINFONIA: GENERALIDADES (1)

La música sinfónica está directamente relacionada con la evolución de la orquesta. La música antigua era esencialmente vocal. La música instrumental se desarrolla durante el periodo barroco. Podemos decir que en el siglo XVIII se establecen los primeros conciertos.

El nombre sonata en su significado más antiguo era música para sonar, como la cantata era música para cantar. Los instrumentos se unen a las voces para interpretar las cantatas. De esta primera unión de instrumentistas nacerán las primeras orquestas del periodo barroco, que con Bach y Händel llegarán a su máximo esplendor. Las primeras obras serán del tipo concertante o sea un instrumento o varios con acompañamiento del resto. Si lo comparamos con la música vocal veremos su evolución. Primero utilizan una voz, mas tarde serán varias voces con acompañamiento instrumental. Luego estas voces se cambian por instrumentos y nace el concerto grosso, el coro con instrumentos y el concierto barroco, que consiste en un solista instrumental con acompañamiento orquestal.

Ha nacido la orquesta, empleada en primer lugar para acompañar a la ópera. Aparecen las oberturas, cada vez más ambiciosas, como queriendo tener un papel protagonista. Aparecen las suites y los conciertos, obras instrumentales, concertantes o solo para orquesta, que el público escucha en lo que se llamarán conciertos. Esta orquesta que ha nacido, necesita que se escriban obras para ella, obras sinfónicas. Nacerá la música absoluta para orquesta, a la que se llamará sinfonía.

 

1- Conceptos previos

La unidad estructural de música más pequeña de tipo melódico, se denomina motivo o célula. La característica más peculiar de un motivo es que se puede repetir y memorizar. Es una parte independiente.

Para que se entienda mejor, veamos un ejemplo tomado del tercer concierto de Brandeburgo de J.S. Bach. Las notas sol, fa, sol constituyen el primer motivo A. Luego se repite este motivo en forma variada, re, do, re, continúa de nuevo con la repetición del motivo sol, fa, sol y luego de nuevo el motivo varía a si, la, si. De nuevo pasa a sol, fa, sol. Tendríamos la secuencia de motivos, A, A’, A, A’’, A. La métrica es la misma en todas las partes, semifusa, semifusa, fusa. En la continuación aparece un segundo motivo B y más tarde puede aparecer otro C.

Un conjunto de motivos encadenados, generalmente con una extensión de ocho compases, se denomina tema. Como en el lenguaje constituye una frase. Comparando con la gramática, una frase consta de dos partes, podemos hablar de un antecedente y un consecuente. Presenta conclusividad armónica.

Como en el caso anterior lo aclararemos con un ejemplo. Corresponde a la sonata Op.2 Nº 1 de Beethoven. El tema principal del primer movimiento, Allegro. Empieza con el motivo A, luego sigue el motivo B, se repite el motivo A modificado que llamaremos A’, luego el B modificado que será el B’. Luego se repite el B, al que sigue de nuevo el B’, continúa con una nueva modificación del B que llamaremos B’’, terminando con un nuevo motivo el C. La secuencia de motivos será A, B, A’, B’, B, B’, B’’, C, el motivo de conclusión armónica. El conjunto de motivos constituye una frase completa, con el antecedente, A, B, A’, B’ y el consecuente B, B’, B’’, C. 

La sección constituye una unidad mayor abarcando varios temas. Por ejemplo en la forma sonata la reexposición es una sección. Muchas veces las secciones se repiten de forma íntegra.

El movimiento comprende varias secciones. Constituye un fragmento musical completo, formando parte de una serie de movimientos, como en un divertimento o de un ciclo de movimientos, como el de la sonata. Una sinfonía consta de varios movimientos.

 

2-Forma musical

Se entiende como forma musical al conjunto de características que definen la estructura de una determinada creación musical.

Los conceptos de forma y género se superponen con frecuencia. Por ejemplo, encontramos el género sonata y la forma sonata. Es conveniente hacer una aclaración.

Las formas musicales son modelos abstraídos de las obras de arte que intentan captar sus relaciones estructurales y arquitectónicas en sus diversos aspectos. Así encontramos la forma lied o la forma sonata. Como veremos mas adelante, la forma nos muestra como se desarrolla una determinada secuencia sonora.

La Sinfonía, como se explicará posteriormente, es un género musical. Para su construcción utiliza diversas formas, de las cuales, las más importantes las estudiaremos a continuación.

El lied tripartito consta de tres partes, un tema A, un tema B, por lo general más amplio y melódico y luego se repite el tema A, terminando con algunos compases de coda.

El minuetto proviene de la palabra francesa menu que significa pequeño y se refiere a una danza popular francesa, que se bailaba con pequeños pasos en un compás ternario. A partir de 1650 pasó a la corte, se bailó mas lentamente, convirtiéndose en la danza preferida de Luis XIV.

El minuetto tiene una estructura dividida en tres partes y está escrito en compás de ¾ que proviene de la antigua danza. La primera parte consiste en el minuetto propiamente dicho con sus repeticiones, sigue con la parte central denominada trío y termina con la repetición del primer minuetto sin sus repeticiones. La parte central, trío, es otro minuetto con un tema escrito de modo que contraste con el primero. Normalmente también se repite. Se le denomina trío porque en sus orígenes estaba compuesto para un trío de instrumentos, dos oboes y un fagot.

El rondó proviene de la palabra francesa rondeau y se refería a un tipo de canción usada por los trovadores en el Medioevo. Consistía en una alternancia entre el estribillo y la parte solista. En el siglo XVII pasó a la música instrumental convirtiéndose en una serie de ritornellos, el estribillo, con episodios intercalados. El rondó consiste en un tema principal que se repite varias veces, normalmente cuatro o cinco, separadas por episodios intermedios, con temas nuevos o derivados de los anteriores. Por ejemplo sus partes serían A, B, A, C, A, B’, A, siendo A el estribillo o sea la parte que se repite. En la sinfonía clásica tomó parte de la estructura de la forma sonata, convirtiéndose en el rondó de sonata, terminando con una coda.

2.1- Forma Sonata

Se puede considerar como la principal forma clásica, cuya estructura formará la base de los géneros instrumentales más importantes. Tiene una estructura definida ternaria o sea que está dividida en tres partes, terminando con una pequeña sección de carácter conclusivo.

La forma sonata o movimiento de sonata comprende la exposición, a veces con una introducción lenta, el desarrollo, la reexposición y la coda.

En la exposición se exponen los temas. El primer tema es el llamado tema principal, escrito en la tonalidad principal, que generalmente tiene un carácter rítmico. La transición es un puente que modula a la nueva tonalidad en que encontramos el segundo tema o tema secundario, normalmente de carácter lírico. Sigue un episodio que prepara la repetición de la sección. Finaliza con un grupo de cadencias, que son una serie de acordes destinados a terminar una sección musical, que la separan de la segunda sección.

El desarrollo es una variante modulatoria o sea que emplea tonalidades diferentes. Trabaja con los temas ya presentados, generalmente de forma dramática, buscando tonalidades remotas. Es la parte más personal de la obra, en la cual el compositor muestra su imaginación. Puede emplear temas nuevos, normalmente derivados de los anteriores y usar formas contrapuntísticas en episodios fugados. Termina con una cadencia que la devuelve al tono principal o sea el que acompaña al título de la obra.

En la reexposición o recapitulación vuelven a repetirse los temas principal y secundario, pero esta vez en la tonalidad principal, sin modulación.

La coda constituye el final del movimiento, generalmente subrayando el tema principal con una serie de acordes de carácter concluyente.

3 – Género musical

Se entiende como género musical al conjunto de cualidades o características, que permiten clasificar a una obra musical dentro de un determinado grupo, con unas afinidades definidas.

Como aclaración de lo dicho daremos algunos ejemplos. En la definición de un género intervienen diversos factores. Uno de ellos es la instrumentación, por ejemplo el género cuarteto de cuerdas o la sinfonía. Otra sería el texto, oratorio, ópera. La función, en el caso del preludio o de la danza. La estructura de la obra, como en la fuga o la toccata. El género nos define el tipo de una obra, mostrando sus diversas cualidades. Así podemos encontrar fácilmente las diferencias conceptuales que existen entre una canción, una ópera o un concierto.

3.1 – Definición del género Sinfonía

La sinfonía es un concepto genérico puro. Su instrumentación es la orquesta. Su forma es la sonata, que marcará la distribución de los movimientos y la estructura de los mismos.

Su estructura proviene del género sonata clásica, una composición instrumental solista, en un principio para un instrumento de teclado, formada por tres o cuatro movimientos, que emplea la forma sonata definida anteriormente, por lo menos en el primer movimiento. Podríamos definir a la sinfonía como una sonata para orquesta, por lo cual su constitución orgánica será estudiada de forma conjunta.

La sinfonía clásica consta de tres o cuatro movimientos. Estudiaremos la última forma por ser la mas completa y característica.

Movimiento inicial rápido, allegro. Algunas veces con una introducción lenta. Este movimiento está escrito en forma sonata. Es el movimiento base de la obra, sobre el cual se construirá el resto. Para dar un carácter unitario a la obra algunas veces sus temas son usados en otros movimientos, especialmente en el último. Su tonalidad principal se indica en el título de la obra.

Segundo movimiento lento, adagio, con tonalidad opuesta, menor o mayor, a la del primer movimiento. Su forma es menos definida. Puede tener dos temas, empleando la forma lied, ya comentada con anterioridad. También puede utilizar la forma sonata, muchas veces de manera restringida. Otra alternativa es el uso de una forma monotemática, es el caso de un tema y sus variaciones.

El tercer movimiento es un minuetto o scherzo desde la época de Beethoven. Su tonalidad puede escogerse libremente. A menudo falta este movimiento. Habiendo definido la forma minuetto con anterioridad, explicaremos brevemente que se entiende por scherzo.

Su nombre proviene del verbo italiano scherzare que significa bromear. El scherzo tiene un carácter alegre y rítmico, una especie de broma musical. Su forma no es tan rigurosa como el minuetto, ni tiene que adoptar su ritmo, pero suele tener estructura ternaria, con la parte central también llamada trío.

El cuarto movimiento, finale, es rápido, normalmente un allegro o presto, escrito en la tonalidad principal. Puede adoptar dos formas. Puede ser un movimiento de sonata, como el primer tiempo o estar constituido por un rondó. En algunas obras aparece nuevamente el tema principal para dar un carácter cíclico a la obra.

Esta descripción es la de la Sinfonía en su sentido clásico. En la parte descriptiva de la obra seguiremos su evolución, partiendo de sus orígenes y sobrepasando la época clásica, llegando a su estructura contemporánea, marcada por su total libertad.

Tomaremos el concepto de Sinfonía en su visión más amplia. Música para orquesta, incluyendo la orquesta de cuerda o de cámara, que constituye una unidad estructural, entendiéndose como un todo o sea que no pueden separarse sus partes. Con esta visión más amplia del género, se incluirán las sinfonías para orquesta de cámara, las sinfonías concertantes, las sinfonías descriptivas, llegando al límite de lo que pudiera considerarse como poemas sinfónicos y las sinfonías contemporáneas que siguen los grados de libertad mas acusados.

Copyright © All Rights Reserved Francesc Serracanta 2014 Molins de Rei serracanta@historiadelasinfonia.es