SINFONIA 3

La “Sinfonía Nº 3 en la mayor”  Op.22 fue terminada en 1973, siendo estrenada en el mes de marzo de 1974 bajo la dirección de Svetlanov. Está compuesta por tres movimientos, una fuga, un intermezzo y un finale. Una estructura parecida a los conciertos.

El primer movimiento, fugue, allegro con fuoco, posee un tema algo grotesco al estilo de Shostakovich, que se va repitiendo en variadas construcciones contrapuntísticas, hasta llegar a su clímax en la parte final.

El segundo movimiento, intermezzo, andante sostenuto, nos presenta mediante los violines un cálido tema, que se desarrolla plácidamente hasta llegar a unos momentos más dramáticos. Pero pronto retorna a la tranquilidad inicial, con los violines en su registro agudo. Termina con unos ácidos sonidos marcando el ritmo, que también nos recuerdan a Shostakovich.

El último movimiento, finale, allegro con fuoco, está construido en tres partes. La primera empieza con un tema impetuoso conducido por la cuerda apoyada por la madera y el xilófono. La parte central contiene la sección lenta que da paso nuevamente al tema impetuoso.

Una sinfonía que sin moverse de las estructuras tonales tan defendidas por su autor, recoge elementos del modernismo de los autores más destacados de su época.

Khrennikov recibió un encargo del Teatro Bolshoi para el que compuso el ballet "Amor por amor", usando y ampliando la música de su exitosa obra según la comedia de Shakespeare "Mucho ruido y pocas nueces", estrenándose en 1976 y permaneciendo en el repertorio durante veinte años.

El 3 de abril de 1979 se presenta en el Teatro Kirov, actualmente denominado Mariinsky, de Leningrado el ballet "La balada del húsar".

En el mes de noviembre de 1979 se celebró el Sexto Congreso de la Unión de Compositores. Durante sus actos, un grupo de compositores modernistas fueron atacados por Khrennikov por haber participado en algunos festivales de música soviética en países occidentales, especialmente en el Festival de Colonia.

Estos compositores se conocen como los Siete de Khrennikov. El grupo estaba formado por Elena Firsova, Dmitri Smirnov, Alexander Knaifel, Viktor Suslin, Vyacheslav Artyomov, Sofia Gubaidulina y Edison Denisov. Khrennikov dijo, que su música no representaba el trabajo de los compositores soviéticos y la criticó como impertinente y porquería ruidosa en vez de ser una innovación real musical.

KHRENNIKOV CONFERENCIA

Conferencia de Khrennikov en el Sexto Congreso de Compositores Soviéticos

Los miembros del grupo fueron condenados con la prohibición de la publicación de sus partituras y de ser programadas en la radio y en la televisión. En 1991 cuatro de los siete compositores habían abandonado la Unión Soviética. Solo quedaron Knaifel, Denisov y Artyomov. Denisov abandonó el país en 1994, muriendo en París dos años después. Khrennikov para tener más fuerza también practicó el lema de divide y vencerás. Así la música de Schnittke, que anteriormente había sido ampliamente criticada, de repente recibió su reconocimiento oficial.

El "Concierto Nº 3 para piano" Op.28 fue compuesto en 1983. Un concierto con características neorrománticas. Le siguió el "Concierto para violoncelo Nº 2" Op.30 compuesto en 1986. Khrennikov también se dedicó a escribir para el ballet del Teatro Bolshoi, además de componer varias óperas cómicas. Entre ellas se encuentran "Dorotea" de 1983, basada en la comedia "La Dueña" de Sheridan y "El Becerro de Oro" compuesta en 1984 sobre la novela de Ilya Ilf y Evgeny Petrov. Es curioso encontrar en dicha ópera una cita de una popular zarzuela española.

Más tarde se introduce en el mundo de la música de cámara con la composición de su "Cuarteto de cuerda" Op.33 en 1988 y una "Sonata para violoncelo y piano" Op.34 en 1989.

KHREN NAPOLEONEntre sus últimas obras se encuentra el "Concierto Nº 4 para piano y orquesta de cuerda con percusión" Op.37, compuesto en 1991 y el ballet "Napoleón Bonaparte" Op.40 estrenado en 1995 en el Palacio de Congresos de Moscú, un encargo de Andrei Petrov, director del ballet del Kremlin y su última partitura para ballet, "La hija del capitán" Op.41 de 1999.

Durante los últimos años de su vida asistió a la caída de la Unión Soviética, lo cual fue traumático para sus ideales. Criticó la Perestroika[1] y a sus líderes, culpándolos de la liquidación de la Unión Soviética y sus ideales. En el diario Zavtra del 13 de octubre de 1998 escribe: Ha sido una traición de nuestros líderes. Considero a Gorbachov y a sus secuaces, que han organizado deliberadamente una persecución del arte soviético, de ser traidores al partido y al pueblo.

En otra entrevista para el mismo periódico Zavtra, palabra que significa mañana, el 27 de septiembre de 2006, describe a Stalin como un genio y una persona absolutamente normal. Stalin, en mi opinión, conocía la música mejor que cualquiera de nosotros. Como en la antigua Grecia clásica, también en la Unión Soviética, la música fue de gran importancia para el Estado. La influencia espiritual de los grandes compositores y artistas en la formación de la inteligencia y personalidad del pueblo, especialmente a través de la radio, fue enorme.

Khrennikov continuó con su cargo de presidente del Comité del Premio Tchaikovsky hasta el año 2004 y con sus clases en el Conservatorio. También siguió con sus giras como concertista de piano, hasta 1998 al sufrir una grave dolencia cardíaca.

Khrennikov murió en Moscú el 14 de agosto de 2007 a la edad de 94 años, siendo enterrado en la tumba familiar de su pueblo nativo en Yelets. Un personaje clave en la dirección política de la música soviética durante su época más represiva. Odiado por los modernistas, pero por otra parte ha recibido diversos elogios por parte de gente más moderada. Su obra está considerada como un ejemplo del realismo soviético, con piezas de un optimista melodismo.

KHRENN SEn el año 2003 recibió la medalla Mozart de la UNESCO. Citamos a continuación una serie de frases elogiosas que le dedicaron importantes artistas.

Evgeny Svetlanov en 1973. Tikhon Khrennikov ha enriquecido la música con su entonación artística individual, su naturaleza melódica, algunas veces inesperada pero muy fresca y natural.

Nino Rota en 1977. Fue una lástima que Tikhon Khrennikov no hubiera vivido y trabajado en Occidente. Hollywood lo hubiera hecho millonario.

Aram Khachaturian en 1973. No puedo olvidar la impresión recibida durante la primera interpretación de su Primer Concierto para piano. Su música gana corazones por su ardiente energía, determinante fuerza y su frescura melódica y rítmica.

George Auric en 1969. Si Khrennikov hubiera compuesto una sola melodía, "Canción de cuna para Svetlana", sería suficiente para añadir su nombre a la historia de la música.

Vadim Repin en 1999. Cuando noto que la audiencia se está durmiendo interpreto las "Tres piezas para violín" de Khrennikov, sabiendo de antemano lo bien que será recibida esta música.

Rob Barnett en MusicWeb en 2006. La música de cámara y las Canciones de Nekrasov son una música segura para impresionar y ganar nuevos amigos para Khrennikov. Es hora para los directores de las corales occidentales de dirigir su mirada en dirección a Khrennikov.

También grandes artistas han colaborado en la interpretación de sus obras, como el violinista Leonid Kogan y el violoncelista Mstislav Rostropovich. Ha sido un artista respetado tanto en la época soviética como en la postsoviética, pasando por todos las presidencias, de Khrushchev a Putin. Durante 25 años ha presidido el Premio Tchaikovsky, siendo un respetable profesor del Conservatorio de Moscú. En su ciudad natal, su casa ha sido transformada en museo y en una escuela de arte. Se le ha erigido una estatua y sus obras, claras referencias del realismo soviético, son interpretadas regularmente, mientras que sus canciones se han hecho populares.

KHRENNIKOV 5Después de estas referencias, nos preguntamos como un compositor de estas características ha sido totalmente ignorado en occidente y apenas se encuentran grabaciones de sus obras. La contestación parece bastante clara, por motivos políticos.

Khrennikov nunca traicionó sus ideales, tanto en la vida como en el arte. Consideró su trabajo al frente de la Unión de Compositores como noble, creando casas de reposo para compositores, un sistema de derechos de autor y un gran proyecto de propaganda de la música clásica. Sus compositores favoritos fueron Bach, Tchaikovsky y finalmente Prokofiev. Según sus memorias protegió a muchos compositores de ir a la cárcel.

Llegado a este punto, empezamos una serie de reflexiones sobre la interacción entre la música y la sociedad, a quien se supone está destinada. Como este tema se separa del estudio puramente musical, aunque está relacionado con la obra del compositor estudiado, dedicamos un apéndice especial a su discusión.

[1] Significa reestructuración. Reforma económica interna impulsada por Gorbachov.