BRUCH

Max Bruch (1838-1920) nació en Colonia el 6 de enero de 1838 hijo de un funcionario del cuerpo de la policía y una cantante. Recibe las primeras lecciones de música de su madre. Escribe diversas obras entre ellas una sinfonía, estrenada en Colonia en 1852, que se ha perdido o posiblemente destruyó. A partir de 1853 recibe lecciones de Ferdinand Hiller y de Carl Reinecke. Para perfeccionar sus conocimientos musicales viaja a Leipzig, estudiando un año con Hauptmann y Julius Rietz.

En 1859 se matricula en la Universidad de Bonn. Entre los años 1862 y 1865 trabaja como compositor, viviendo en Mannheim y visitando París y Bruselas. Nombrado director de orquesta en Coblenza en 1865, continuará allí hasta 1867 en que es nombrado Kapellmeister de la corte en Sondershausen. Es la capital del principado de Schwarzburg-Sondershausen, situado en Turingia. Un minúsculo estado aliado del reino de Prusia, que formará parte en 1871 del Imperio Alemán. Gracias a estos pequeños territorios Alemania promocionó numerosas orquestas dependientes de sus cortes.

El "Concierto para violín Nº 1 en sol menor" Op.28 compuesto entre 1864 y 1866 es la obra más conocida de Bruch.

La “Sinfonía Nº 1 en mi bemol mayor" Op.28 empezada en Coblenza, fue terminada al principio del verano de 1868 en Sondershausen. Se estrenó el 27 de julio de 1868 interpretada por la orquesta local dirigida por el propio compositor. Dedicó la obra a su amigo Johannes Brahms. La sinfonía se presentó en Viena el 20 de febrero de 1870 dirigida por Otto Dessoff, obteniendo un gran éxito.

Está orquestada para un conjunto clásico de cuerdas, maderas duplicadas, cuatro trompas, dos trompetas, tres trombones y timbales. Toma como modelos a Beethoven y Mendelssohn, confeccionando una obra que no quiere saber nada de las modernidades de la época.

El primer movimiento, allegro maestoso, empieza presentando su amplio tema principal en trompas y fagots antes de pasar a la orquesta. Un solo de clarinete seguido de una melodía en las cuerdas presenta el resto del material. Sigue un clásico desarrollo de los temas que nos conduce hasta una dramática reexposición del tema principal. Después de repetir el tema secundario termina con una coda concluyente.

El segundo movimiento, scherzo, presto, se basa en un agitado tema danzante con referencias a Beethoven. El trío contrasta por su intenso melodismo de rasgos agradables y tintes folclóricos. En el retorno al scherzo variado, emplea claramente las líneas de Mendelssohn, mezclando el tema del trío con el del scherzo.

El tercer movimiento, quasi fantasia, grave, es subtitulado por Bruch como fantasia. Un amplio tema melódico presentado por la cuerda, a la que se une seguidamente la madera, continúa con diversos solos instrumentales en su parte central, antes de ser tomado nuevamente por la orquesta. Este corto movimiento se encadena con el siguiente, sin pausa, como si fuera una especie de introducción.

El cuarto movimiento, finale, allegro guerriero, presenta el agitado tema principal en forma de marcha, contrastando con el secundario, un hermoso tema melódico interpretado por el clarinete y la trompa. El desarrollo está basado en el contraste entre los dos temas. Después de la reexposición el tema de la marcha conduce la obra a la coda final.

El éxito conseguido por su primera sinfonía le indujo a escribir seguidamente una segunda. Pero esta vez las cosas cambiarían. No se repitió la buena acogida de la anterior, a pesar de ser una obra mucho más personal.

La “Sinfonía Nº 2 en fa menor" Op.36 fue terminada durante el verano de 1870 y estrenada el 4 de septiembre del mismo año en Sonderhausen. El 24 de noviembre de 1870 era presentada en Leipzig por la orquesta de la Gewandhaus.

Construida en tres movimientos su orquestación comprende dos flautas, dos oboes, dos clarinetes, dos fagots, cuatro trompas, una trompeta, tres trombones, timbales y la cuerda habitual.

El primer movimiento, allegro passionato, ma un poco maestoso, es de carácter sombrío. Después de una introducción lenta presenta el primer tema de carácter dramático, seguido por el segundo con cierto aire mendelssohniano. Un amplio desarrollo lleno de contrastes nos conduce a una breve reexposición, terminando mediante una coda con el sonido que se va desvaneciendo, como queriendo unirse al segundo movimiento.

El segundo movimiento, adagio ma non troppo, está dividido en cinco partes A, B, A’, B’, A’’. El tema principal es melódico con aire melancólico contrastando poco con el secundario, algo más dramático. La última variación del tema principal termina tranquilamente el movimiento.

El tercer movimiento, allegro molto tranquilo, se encadena con el final del segundo, mediante una sección lenta que nos conduce al tema principal, una melodía lírica de tono soñador. Un segundo tema de carácter rítmico con llamadas del viento de corte marcial, contrasta con el principal que reaparece seguidamente, siendo entrecortado por el anterior durante el desarrollo. Termina con una solemne coda basada en el tema principal.

En 1870 Bruch deja la orquesta de Sondershausen para dedicarse a la composición, especialmente de obras corales. Entre ellas se encuentra "Das Lied von der Glocke" Op.45, terminada en 1878 sobre la obra de Schiller. En 1878 es nombrado director de la sociedad coral Sternscher Gesangverein de Berlín. Obtiene el cargo de director de la Philharmonic Society de Liverpool en 1880, sucediendo a Julius Benedict, puesto que ocupa hasta 1883 y le abre las puestas para que sus obras se escuchen en los Estados Unidos.

Otra de las obras más conocidas de Bruch es la "Fantasía escocesa para violín y orquesta" Op.46 compuesta en 1880. También se puede citar "Kol Nidrei" Op.47 para violoncelo y orquesta terminada en el mismo año.

La “Sinfonía Nº 3 en mi mayor" Op.51 fue escrita mientras se encontraba en Liverpool, durante el invierno de 1882-83. Fue un encargo para la Symphony Society de Nueva York, realizado por el director de orquesta Leopold Damrosch.

Debido al fracaso de su anterior sinfonía, Bruch se había vuelto muy crítico con sus obras y no había compuesto ninguna obra de este género. Mientras la estaba componiendo declaraba que si no la encontraba apropiada no la publicaría.

Se estrenó en Nueva York en el mes de marzo de 1883 y luego se interpretó en Boston, bajo la dirección de Georg Henschel. Pero Bruch no encontraba correcta su obra, especialmente en los movimientos extremos. Por ello efectuó una profunda revisión durante el otoño de 1886 en Breslau. La versión final se estrenó el 26 de octubre de 1886. Luego se escuchó en Berlín dirigida por Joachim y en Hamburgo bajo la batuta de Hans von Bülow.

Esta sinfonía llevaba originalmente el título “Am Rhein”, siendo una evocación romántica del país del Rin, pero articulada a la manera clásica.

El primer movimiento, andante sostenuto, allegro molto vivace, adagio ma non troppo, allegro molto, está precedido por una introducción lenta que es una evocación del Rin. El tema principal es amplio con cierta solemnidad, mantenida por el lirismo del segundo tema. El desarrollo de los temas presenta gran variedad de coloración. Después de la recapitulación termina con una brillante stretta.

El segundo movimiento, adagio ma non troppo, está construido en forma de coral instrumental. Después de la presentación del amplio tema, continúa con tres variaciones, la última culminando en un clímax, para luego terminar con una tranquila coda.

El tercer movimiento, scherzo, vivace, cuyo motivo rítmico está presentado por los fagots y cuerdas graves, está construido en forma de rondo. El tema se va repitiendo ganando en intensidad. Alterna con una melodía más suave en la cuerda. El agitado tema principal describe la vida en el país del Rin con su fiesta del vino y sus carnavales.

El cuarto movimiento, finale, allegro ma non troppo, presenta un melódico tema principal contrastando con el tema secundario más robusto. En el desarrollo los temas se expanden, para acabar después de una concisa reexposición con la coda.

Bruch en 1883 deja Inglaterra y consigue la dirección musical de la orquesta de Breslau, actualmente Wroclaw en Polonia. En aquella época pertenecía al Imperio Alemán. Bruch ocupó el cargo hasta el año 1891, a partir del cual fue profesor de composición y director del Conservatorio de Berlín, hasta su jubilación en 1911. Años más tarde moría en Berlín el 2 de octubre de 1920.