BURGMÜLLER

Norbert Burgmüller (1810-1836) nació en Düsseldorf el 8 de febrero de 1810. Tercer hijo del Musikdirektor Johann Burgmüller, creador junto con Johannes Schornstein del Festival de Música del Bajo Rin. Su muerte en 1824 deja la educación musical de su hijo Norbert en una situación delicada. Gracias a la ayuda del conde Franz von Nesselrode-Ehreshoven puede continuar sus estudios, desde la primavera de 1825 en Kassel. Tiene como maestros a Louis Spohr en violín y a Moritz Hauptmann en teoría de la música. Prosigue sus estudios hasta finales de 1826.

Después de una estancia en Düsseldorf para mejorar su técnica como pianista, obtiene el cargo de ayudante de Spohr en el Teatro de Kassel, reemplazándolo algunas veces al frente de la orquesta. Allí en 1829 empieza una relación con una famosa soprano de la ópera, Sophia Roland (1804-1830) seis años mayor que el compositor.

Compone el "Concierto para piano y orquesta" Op.1 que estrena en el Stadtbau de Kassel el 14 de enero de 1830, con Spohr al frente de la Orquesta de la Corte y el compositor al piano. En el mismo concierto su querida soprano cantó una aria de Mozart, siendo la última vez que actuaron juntos. El éxito de la obra se extendió a otras poblaciones entre ellas Düsseldorf, con el propio Mendelssohn como solista.

En el mes de abril de 1830 Sophia viajó a Aachen y de allí a París. Poco después se extendió el rumor de que la muchacha se había prometido a un acaudalado barón. Esta noticia causó un gran impacto al joven compositor, sufriendo un ataque de epilepsia y empezando su adicción al alcohol. Sophia Roland muere en Aachen el 17 de octubre de 1830.

Spohr le hubiera conseguido un buen puesto si la ruptura con su prometida no le hubiera hundido en una profunda crisis, que le causó la pérdida de su trabajo y de su amistad con Spohr. Bürgmuller abandona Kassel, realiza viajes como solista, regresando a casa de su madre en Düsseldorf a finales de 1830.

En 1830 también había empezado una ópera "Dionys" sobre el texto de una balada de Schiller. Pero después de componer su obertura, publicándose después como "Obertura en fa menor" Op.5 y de algunos números se supone que debido a su crisis sentimental la abandona.

La “Sinfonía Nº 1 en do mayor" Op.2 la empezó probablemente durante su estancia en Kassel, pero debido a su estado depresivo también la abandonó. Cuando Mendelssohn en 1833 le propuso trasladarse a Düsseldorf, le animó para salir de su crisis, decidiendo terminarla. Se estrenó en Düsseldorf el 13 de noviembre de 1834, probablemente dirigida por el propio compositor. Poco tiempo después Mendelssohn la introdujo en un concierto celebrado en la Gewandhaus de Leipzig.

El primer movimiento, andante grave, allegro moderato, empieza con una introducción lenta con el germen del tema principal de un allegro escrito en forma sonata. El segundo tema también deriva del mismo motivo, por lo cual puede ser considerado como un movimiento monotemático. La exposición no se repite, ofreciendo un movimiento de gran fluidez y bien orquestado, poniendo en relieve los diferentes cambios de tensión.

El segundo movimiento, adagio, empieza al estilo de Beethoven mediante acordes de la cuerda, que dan paso a una melodía personal del compositor de carácter romántico. En la sección central del movimiento, construido en forma tripartita, aumenta la intensidad expresiva mediante un motivo rítmico iniciado por los timbales que pasa a la orquesta, pero sin llegar a su clímax. En la sección final se retorna a la tranquilidad inicial.

El tercer movimiento, allegro di molto, corresponde al scherzo y trío, Empieza mediante un poderoso tema rítmico creando un ambiente dramático. El trío es de carácter contrastante mediante una melodía de carácter pastoral confiada a las maderas y trompas. Luego se repite el scherzo terminando con una coda que emplea ambos temas.

El cuarto movimiento, finale, allegro molto e con brio, empieza de modo calmado aumentando progresivamente su intensidad, constituyendo el tema principal. El segundo tema es melódico, claramente romántico. A partir de estos elementos se construye un movimiento en forma sonata. Una brillante coda cierra la sinfonía.

Una obra que no refleja ningún estado de depresión, pareciendo que el compositor había salido de su crisis afectiva. A pesar del gran éxito conseguido no logra ningún puesto oficial en un mundo dominado por las grandes figuras de la época. Así Mendelssohn consigue el puesto de Director de Música municipal en 1833 y Julius Rietz en 1835.

En 1835 el compositor se comprometió nuevamente, esta vez con la francesa Josephine Collin, la institutriz de los hijos de su patrón el conde Nesselrode. En el mismo año hace amistad con el dramaturgo Christian Dietrich Grabbe, que le escribe el libreto de la ópera bufa "Der Cid". Norbert en 1836 piensa marchar a buscar fortuna en París junto con su prometida francesa, junto a su hermano el también compositor Friedrich. Sin embargo, ya no fue capaz de realizar este proyecto.

La “Sinfonía Nº 2 en re mayor" Op.11 es la última obra compuesta por su autor en 1836. Le falta el último movimiento y el scherzo no estaba totalmente acabado. Robert Schumann cuando tomó el puesto de Director de Música municipal en Düsseldorf en el año 1850, instrumentó las partes que no estaban terminadas.

El primer movimiento, allegro moderato, construido en forma sonata, posee claros temas melódicos a los que somete a un amplio y variado desarrollo, con influencias de Beethoven y del melodismo de Schubert. Una coda basada en el tema principal termina el movimiento.

El segundo movimiento, andante, posee un remarcable tema principal de carácter alegre, presentado por el oboe. Un segundo tema más solemne equilibra su estructura.

El tercer movimiento, scherzo, presto, está constituido por un tema fogoso poseedor de un ritmo ambivalente, conteniendo un trío más tranquilo y solemne presentado por las trompas que luego pasa a la orquesta. Se repite la primera parte de modo abreviado, apareciendo nuevamente el tema del trío que nos conduce a la coda.

Seguiría con el cuarto movimiento que equilibraría la obra, pero su prematura muerte nos ha dejado a un compositor con un prometedor comienzo, que desgraciadamente para la música y sus melómanos, el destino no le permitió continuar. El propio Schumann elogió la calidad de su última obra sinfónica. Burgmüller había compuesto además otras obras sinfónicas y de cámara.

Poco antes del comienzo del Festival de Música del Bajo Rin, que tenía que empezar en la Pascua de 1836 y durante el cual el compositor presentaba una de sus obras, un amigo le ofrece realizar una estancia en un balneario de Aachen.

Norbert sufría desde 1830 crisis de epilepsia y su estado había empeorado en el curso de los años. En el balneario Quirinusbad de Aachen tomando uno de los baños recomendados para la mejoría de su salud muere ahogado, probablemente como resultado de un ataque epiléptico el 7 de mayo de 1836. Su muerte fue recibida con gran consternación en Dusseldorf. Grabbe escribió un obituario, Mendelssohn compuso la "Marcha fúnebre en la menor" Op.103.

Podemos definirlo como un clásico compositor romántico, que reúne todas sus cualidades, salud frágil, desengaños amorosos, éxitos y fracasos, muriendo en plena juventud. Nunca sabremos hasta donde habría llegado con su música de pleno carácter romántico.