VOLKMANN

Robert Volkmann (1815-1883) nació en Lommatzsch (Sajonia), el 6 de abril de 1815. Lommatzsch se encuentra cerca de Meiβen. En aquella época pertenecía al Reino de Sajonia. Un estado procedente del antiguo electorado que se convirtió en reino en 1806, siendo miembro del Imperio Alemán a partir de 1871. Su Rey abdicó en 1918, cuando se formó la República de Weimar. Actualmente es uno de los estados que forman la República Federal de Alemania.

Volkmann recibió de su padre las primeras enseñanzas musicales. A los doce años ya se había convertido en un excelente violoncelista. Estudió en el Freiburg Gymnasium. Continuó su formación en Leipzig en 1836 con Carl Ferdinand Becker. Allí conoció a Robert Schumann.

En 1839 empieza a trabajar como maestro de canto en Praga, pero pronto abandona este trabajo para dedicarse a clases particulares. Durante un tiempo hace de preceptor de las hijas de la condesa Stainlein-Saalenstein, en sus dominios situados en Hungría. En 1841 se traslada a Budapest, en aquella época formada por la ciudad de Pest y la fortaleza de Buda. Perteneciente al Imperio Austríaco, la nobleza y la alta burguesía hablaban alemán. Culturalmente era una ciudad parecida a Viena. Entre sus empleos en esta ciudad se encuentran el de profesor de piano y como corresponsal del periódico Allgemeine Wiener Musik-Zeitung. Sus primeras obras que salieron a la luz fueron piezas para piano, gracias a la ayuda prestada por Liszt y Hans von Büllow, que interpretaron sus obras.

Después del fracaso de las luchas para la independencia en Hungría, la vida en Pest se vuelve más apagada. Por esto Volkmann abandona la ciudad y se dirige a la capital del Imperio, Viena, en 1854. Pero allí se encuentra que la competencia artística es muy grande y no logra imponerse, regresando a Pest en 1858. Un editor, Gustav Heckenast, le había ofrecido en 1857 la edición de todas sus obras. Gracias a esto podría vivir cómodamente de la composición.

La “Sinfonía Nº 1 en re menor" Op.44 fue comenzada en el año 1862 como una obertura de concierto, pero que más tarde la convirtió en el primer movimiento de una sinfonía, que terminó durante el año 1863. La obra se estrenó en Pest durante el mismo año con gran éxito. En la primavera de 1864 se escuchaba en Moscú. Se trata de una obra de carácter serio, escrita en la forma clásica que partiendo de Beethoven y pasando por Schumann, llega hasta Brahms.

El primer movimiento, allegro patetico, escrito en forma sonata empieza de modo trágico con un motivo formado por seis notas. El segundo tema es de carácter lírico. La sección de desarrollo es de carácter armónico sin emplear los temas anteriores que reaparecen en la reexposición. Termina con una coda basada en el primer tema.

El segundo movimiento, andante, es de tipo melódico con influencias de Beethoven. Un tema presentado por la madera, es desarrollado por la cuerda. La parte central aumenta en dramatismo hasta presentar una nueva sección lírica.

El tercer movimiento, scherzo, allegro non troppo, corresponde al clásico scherzo. Una música que no abandona la seriedad de la sinfonía, con un trío más tranquilo, que se repite de forma variada. Igualmente ocurre con la repetición del scherzo, que presenta algunas modificaciones.

El cuarto movimiento, finale, allegro molto, escrito en forma sonata posee unos motivos poco destacables, pero es importante el empleo de formas contrapuntísticas durante el desarrollo. La obra acaba con una solemne coda.

En el año 1864 durante una visita a Viena, conoció a Brahms y se hicieron muy amigos. Parece que Brahms apreciaba su estilo clásico como continuador de Beethoven.

La “Sinfonía Nº 2 en si bemol mayor" Op.53 fue comenzada en el año 1864, poco después de terminar la primera. Finalizada en 1865, siendo después corregida antes de ser editada en 1866. Fue dedicada a la Sociedad Rusa de Moscú.

Sin abandonar el estilo clásico, esta obra es más alegre que la primera. Una obra clara y luminosa, donde su autor no utiliza los trombones.

El primer movimiento, allegro vivace, está escrito en forma sonata empleando tres temas. Empieza con un vivaz primer tema con una transición hacia el segundo tema más melódico y el tercero con parecido carácter rítmico. La sección de desarrollo es bastante breve. Durante la reexposición de los tres temas también añade una parte de desarrollo. Termina con una corta coda.

El segundo movimiento, allegretto, corresponde al scherzo, pero aparece como un intermezzo de carácter danzante en cinco partes en forma de rondó. La primera parte es el tema principal del rondó, un tema de aspecto popular, que se irá repitiendo.

El tercer movimiento, andantino, presenta un tema que más tarde servirá para el final. Interpretado por la madera es contestado por la cuerda. Luego pasa a la orquesta hasta ser repetido por la madera. El final del movimiento, repitiendo una serie de notas, enlaza sin transición con el último.

El cuarto movimiento, allegro vivace, usa como tema principal el del andantino, transformado con un alegre ritmo. Diferentes grupos instrumentales repiten la melodía insistentemente. Una sección central es más melódica, pero pronto renace el ritmo del tema anterior. Una breve coda pone punto final a la obra.

A principios de los años 1870 su editor Heckenast cerró la editorial húngara, pero Volkmann ya dirigía sus propias obras, conocidas por toda Alemania. Su faceta como compositor disminuyó. En 1875 fue nombrado profesor de armonía y contrapunto en el Conservatorio de Budapest, dirigido por Franz Liszt, donde continuó hasta su muerte el 30 de octubre de 1883.