SANTORO

Claudio Santoro (1919-1989) nació en Manaus, la capital del estado de Amazonas, el 23 de noviembre de 1919. De pequeño empezó a estudiar piano y violín con tanta afición que el gobierno de Amazonas lo envió a Rio de Janeiro a los 12 años y en 1937 ya era profesor de violín. Poco después se unió a la recién formada Orquesta Sinfónica de Brasilia.

En 1941 estudió composición con Hans-Joachim Koellreutter, integrándose también en el grupo Música Viva. Pasó a adoptar el dodecafonismo como técnica de composición. Empieza a componer la "Sinfonia de Cámara" pero únicamente termina el primer movimiento.

La "Sinfonía Nº 1" para dos orquestas de cuerda fue estrenada en el mes de septiembre de 1940 en Rio de Janeiro. Una obra de estilo dodecafónico que representa la primera época del compositor. Al no encontrarse grabaciones de la mayoría de sus sinfonías solo indicamos los títulos de cada uno de sus movimientos.

El primer movimiento, allegro maestoso.

El segundo movimiento, andante quasi adagio.

El tercer movimiento, allegro final e fugato.

La "Sinfonía Nº 2" fue compuesta en 1945 sin abandonar el dodecafonismo. pero buscando una simplicidad para una comunicación más fácil con sus oyentes.

El primer movimiento, allegro moderato.

El segundo movimiento, lento.

El tercer movimiento, allegro.

En 1947 consigue una beca para estudiar en los Estados Unidos, pero su visado es rechazado por su militancia en el Partido Comunista Brasileiro. Finalmente consigue viajar a París en 1947, para seguir estudios de composición y dirección de orquesta en el Conservatorio de París con Nádia Boulanger.

Durante su estancia en Europa, en 1948 participa como delegado del Brasil en el II Congreso Mundial de Compositores Progresistas en Praga, entonces capital de Checoeslovaquia. En este congreso se presentó la doctrina soviética del Realismo Socialista aplicada a la música, de la cual Santoro fue un defensor, practicante y divulgador en Brasil.

La "Sinfonía Nº 3" fue compuesta entre 1947 y 1948 y se estrenó en Rio de Janeiro en 1949, interpretada por la Orquestra Sinfónica Brasileira dirigida por Eleazar de Carvalho. Una obra de transición del período atonal, que marca una nueva fase en el estilo del compositor, el periodo nacionalista.

El primer movimiento, andante.

El segundo movimiento, allegreto.

El tercer movimiento, adagio.

El cuarto movimiento, allegro moderato.

Las obras más importantes de esta etapa no se basan directamente en el folclore, ni en los recursos empleados normalmente por los nacionalista brasileños. Influenciado por la música soviética el compositor adopta recursos próximos a los empleados por Prokofiev. Mezcla el Realismo Socialista con la coloración brasileña. Fue acusado por no emplear auténticas melodías, siendo el suyo un nacionalismo artificial. Ejemplo de ello puede comprobarse en el "Concierto para piano Nº 1" compuesto entre 1951 y 1952.

La “Sinfonía Nº 4” (Da Paz) fue compuesta entre 1953 y 1954. Se estrenó en 1954 en Rio de Janeiro, interpretada por la Orquestra do Teatro Municipal bajo la dirección de Pablo Komlos. Utiliza un coro mixto en su último movimiento.

El primer movimiento, allegro, muestra su carácter brasileño en los temas de la exposición. El tema principal es de carácter rítmico inspirado en el folclore local. El tema lírico es presentado por la flauta acompañada rítmicamente por la cuerda.

El segundo movimiento, lento, allegro, lento, nos presenta el tema principal mediante el corno inglés y el oboe. Un tema lírico de clara inspiración brasileña, que se intensifica progresivamente. La sección central es de carácter rítmico recordándonos la obra de Villa-Lobos. Finalmente se repite el tema inicial

El tercer movimiento, allegro moderato e deciso, empieza con un tema de carácter rítmico, que es seguido por un fugato de carácter contemplativo. Termina con la intervención del coro mixto interpretando la coral La humanidad tiene en sus manos la defensa de la paz.

Una sinfonía escrita siguiendo el modelo del Realismo Socialista con el empleo de motivos inspirados en el folclore de su país natal. Una composición escrita inmediatamente después de haber recibido el World Peace Council's International Peace Price por su obra para orquesta de cuerdas "Canción de Amor y Paz", en Viena en 1952.

"Ponteio" compuesta en 1953 es una obra para orquesta de cuerdas de carácter nacionalista, una de las obras más interpretadas por las orquestas de Brasil.

La “Sinfonía Nº 5” fue compuesta en 1955. Se estrenó en 1956 en Rio de Janeiro interpretada por la Orquestra do Teatro Municipal dirigida por el propio compositor.

El primer movimiento, andante mosso, allegro assai, es iniciado por la cuerda, mediante una introducción lenta de carácter lírico expresivo. Un segundo tema empieza el allegro, también presentado por la cuerda al unísono, con un carácter más enérgico que el anterior. Termina el movimiento con el retorno del andante inicial.

El segundo movimiento, allegro molto assai, corresponde al scherzo de la sinfonía. Emplea ritmos de danza brasileños como una alusión a una fiesta popular. Un movimiento que muestra una clara influencia del folclore brasileño.

El tercer movimiento, lento, utiliza un tema con variaciones. El tema es presentado por el violín, un nocturno negro impregnado de reminiscencias africanas. Un auténtico ponto de xangó de la santería popular. Sobre este tema el compositor realiza una serie de variaciones. Un solo de violín termina el movimiento.

El cuarto movimiento, moderato, allegro vivo, es de características dramáticas. Emplea un solo motivo temático, que sabe desarrollar el compositor con poderosas sonoridades orquestales alternando con eficaces unísonos. En la sección final regresa el tema del scherzo.

La “Sinfonía Nº 6” fue compuesta entre 1957 y 1958. Se estrenó en 1963 en París interpretada por la Orchestre de la Radiodiffusion Française dirigida por Charles Bruck.

El primer movimiento, allegro giocoso.

El segundo movimiento, lento.

El tercer movimiento, scherzo.

El cuarto movimiento, allegro.

La “Sinfonía Nº 7” fue compuesta en Londres entre 1959 y 1960. Se estrenó en 1964 dentro del Festival de Berlín, interpretada por la Orquesta Sinfónica de la Radio de Berlín dirigida por el propio compositor.

El primer movimiento, andante, allegro, molto deciso, es de carácter monotemático que se desarrolla intensamente con notables participaciones de la flauta. El motivo va intensificándose tomando un fuerte carácter rítmico.

El segundo movimiento, adagio quasi recitativo, tiene la forma de lied con una enérgica sección central, para luego regresar al intenso lirismo inicial alcanzando momentos de gran intensidad.

El tercer movimiento, vivo, scherzo, contiene una danza con ritmo brasileño. Después de un corto episodio dominado por la percusión el intenso ritmo inicial cierra el movimiento.

El cuarto movimiento, allegro molto, está escrito en forma rondó. El tema principal nos conduce a la tensa atmósfera inicial de la sinfonía. Los episodios intermedios tienen un carácter más lírico y pausado. Es notable el uso de la flauta en dichas partes. El tema principal cierra con energía la obra.

La sinfonía continúa dentro del período nacionalista del compositor, pero la influencia folclórica se encuentra muy diluida con respecto a sus anteriores obras. Una sinfonía de carácter dramático que intenta salir de los excesos del nacionalismo.

La “Sinfonía Nº 8” fue compuesta en 1963 siendo estrenada en 1964, interpretada por la Orquesta Sinfónica de St. Louis en los Estados Unidos bajo la dirección de Eleazar de Carvalho y con Rosalyn Wynes como mezzosoprano solista. Es una obra experimental de difícil interpretación. El compositor retorna al serialismo y a la música de vanguardia.

El primer movimiento, allegro.

El segundo movimiento, andante.

El tercer movimiento, final.

En 1962 Santoro había llegado a Brasilia para dirigir la Facultad de Música fundada por el Profesor Darcy Ribeiro. Un golpe militar el 31 de marzo de 1964 depone al presidente de la República empezando un largo período de dictadura militar que durará oficialmente hasta 1985.

Después de la crisis de noviembre de 1965, cuando después de una huelga los generales dimitieron a casi 300 maestros de la Universidad de Brasilia, fue imposible para Santoro continuar en Brasil. Se trasladó a Alemania, como artista residente en Baden-Baden y en Berlín Occidental, empezando un período de composición basado en la electro-acústica y en medios experimentales.

Cuando empezó una obertura política en su país natal, Santoro retornó a Brasilia en 1978 para fundar la Orquesta Sinfónica del Teatro Nacional de Brasilia y continuar su trabajo en la Universidad. El compositor deja los métodos experimentales retornando al clasicismo.

La “Sinfonía Nº 9” (Homenagem a Francisco Mignone) fue terminada en Brasilia en el mes de julio de 1982. Se estrenó en Rio de Janeiro el 19 de noviembre de 1983, interpretada por la Orquestra Sinfônica Brasileira bajo la dirección de su compositor.

El primer movimiento, andante, allegro moderato, empieza mediante una sección lenta al estilo de Haydn, que da paso a un tema rítmico con un sabor brasileño menos acusado que en sus anteriores sinfonías. El tema sufre un trabajado desarrollo. El movimiento termina con un fugato.

El segundo movimiento, andante com moto, se inicia mediante un unísono de la cuerda grave, interrumpido por dramáticas intervenciones del metal y percusión. La madera contribuye mediante líneas melódicas, que ayudan a la lírica del movimiento proporcionando el necesario color.

El tercer movimiento, scherzino, en un breve fragmento de carácter rítmico monotemático. Momentos líricos actúan como el clásico trío contrastante, terminando con el retorno del tema rítmico.

El cuarto movimiento, allegro, muestra motivos rítmicos que se desarrollan de modo clásico, con una clara referencia a la novena de Beethoven, derivada de uno de los motivos rítmicos de la exposición, especialmente en la recapitulación.

Una sinfonía que marca un nuevo cambio de estilo aproximándose a las líneas del neoclasicismo, abandonando los motivos nacionalistas.

La "Sinfonía Nº 10" (Amazonas) compuesta bajo petición de la Fundação Gulbenkian fue terminada en Brasilia el 30 de noviembre de 1982 y se estrenó en Rio de Janeiro el 4 de noviembre de 1983, durante la Bienal de Música Contemporãnea Brasileira, interpretada por la Orquestra do Teatro Municipal y el barítono Marcos Louzada bajo la dirección del compositor.

El primer movimiento, lento, allegro brusco.

El segundo movimiento, adagio.

El tercer movimiento, allegro vivo.

El cuarto movimiento, allegro moderato.

El quinto movimiento, andante.

                                                                        Teatro Nacional Claudio Santoro

La "Sinfonía Nº 11" fue terminada en Baden-Baden el 13 de junio de 1984 y se estrenó en Rio de Janeiro el 14 de noviembre de 1987, durante la Bienal de Música Contemporãnea Brasileira, interpretada por la Orquestra do Teatro Municipal bajo la dirección de Roberto Ricardo Duarte en la Sala Cecilia Meireles.

El primer movimiento, andante, allegro.

El segundo movimiento, allegro.

El tercer movimiento, lento, allegro vivo.

La "Sinfonía Nº 12" fue terminada en 1987. También se conoce con el título de Sinfonía concertante para nueve instrumentos solistas, que son violín, violoncelo, flauta, clarinete, viola, trompeta, oboe, trompa y trombón.

El primer movimiento, andante, lento, andante.

El segundo movimiento, allegro.

El tercer movimiento, allegro, moderato, allegro.

La "Sinfonía Nº 13" fue terminada en 1988.

El primer movimiento, allegro.

El segundo movimiento, moderato quasi andante.

El tercer movimiento, allegro.

El cuarto movimiento, grave, allegro.

La "Sinfonía Nº 14" fue terminada el 18 de enero de 1989 escrita para VIII Bienal de Música Contemporãnea do Rio de Janeiro. Se estrenó en dicha ciudad el 23 de noviembre de 1989, interpretada por la Orquestra Sinfônica Brasileira dirigida por Ricardo Prado.

El primer movimiento, allegro.

El segundo movimiento, andante lento quasi adagio.

El tercer movimiento, moderato con anima.

En la etapa final de su vida regresó a las técnicas seriales y a la búsqueda de nuevas investigaciones dentro del campo de la música electroacústica.

Claudio Santoro fue profesor y fundador del Departamento de Música de la Universidad de Brasilia. En 1979 fundó la Orquestra do Teatro Nacional Claudio Santoro, de la cual fue director hasta su muerte acaecida en Brasilia el 27 de marzo de 1989.