SULLIVAN

Arthur Sullivan  (1842-1900)  nació el 13 de mayo de 1842 en Londres, en el seno de una familia amante de la música. Su padre que era irlandés y director de banda, pronto descubrió las cualidades de su hijo. Después de sus primeros estudios musicales entró en la escuela de la Chapel Royal. Durante su estancia de tres años en el coro compuso sus primeras obras corales.

arthur-sullivanEn 1856 fue propuesto para el recientemente establecido premio Mendelssohn, del cual resultó vencedor. Debido a ello pudo entrar como alumno en la Royal Academy of Music. Entre sus maestros se encontraban Goss y Bennett.

Para completar sus estudios musicales, en el otoño de 1858 marchó a Leipzig con el fin de estudiar en su famoso Conservatorio. Allí se formó realmente, con maestros como Hauptmann, Plaidy, Moscheles, Rietz y Richter.

En el año 1862 regresó a su patria y el 15 de abril se interpretaba en el Cristal Palace su suite sobre “La Tempestad” de Shakespeare. Allí fue admirado por el escritor Charles Dickens.

La “Sinfonía en mi bemol mayor” (Irish Symphony)  fue compuesta después de una estancia en Irlanda durante el verano de 1863. En una época en la cual era muy difícil introducir una sinfonía inglesa en los conciertos, la obra hubo de esperar varios años para su estreno. Se produjo el 10 de marzo de 1866 en el Cristal Palace conduciendo la obra personalmente. El título de “irlandesa” fue puesto cuando se publicó, después de la muerte del compositor.

El primer movimiento es un andante, allegro ma non troppo vivace. Empieza con una introducción andante con influencias de Schumann. El complemento a la primera frase es una secuencia del “Amen de Dresde” en pianissimo. El allegro que sigue tiene claras influencias de Mendelssohn. Escrito en forma sonata tiene una sección de desarrollo libre y termina con una determinante coda.

El andante espressivo empieza con un tema de gran calidez, típico del romanticismo alemán. Las trompas realzan la melodía. Si buscamos la influencia irlandesa acaso la encontremos en los solos del clarinete al modo celta, hacia el final del movimiento.

El tercer movimiento allegretto es el mas irlandés. Empieza con un solo de oboe de sabor irlandés. Es el scherzo de la obra. Su construcción es A, B, C, A. La sección C está escrita en tres tiempos siendo una vivaz danza, interviniendo luego un par de clarinetes bucólicamente. Después de repetir el tema inicial, termina con una corta coda basada en el tema de danza.

El último movimiento allegro vivace e con brio es vivaz en su tema principal con cierto sabor a Mendelssohn. En contraste aparece un segundo tema más melódico, con reminiscencias folclóricas irlandesas. Construido en forma sonata termina con una concluyente coda.

Pero no fue en el campo de la música seria en que alcanzaría Sullivan la fama. En el año 1871 conocería a W. S. Gilbert con quién colabora en la composición de óperas cómicas, llevándolas a nuevos territorios. En 1879 viajaron juntos a New York arrasando con sus obras. Las operetas producidas por la pareja se convirtieron pronto en las más famosas obras del teatro musical ingles, pero este no es el tema que estamos comentando.

Sullivan muere en Londres el 22 de noviembre de 1900 después de una larga enfermedad.