PALOMO

Lorenzo Palomo (1938-) nació en Pozoblanco, en la comarca de Los Pedroches, de la provincia de Córdoba en Andalucía. Después de la guerra, siendo todavía un niño,  su familia se trasladó a Córdoba, donde recibió su primera educación musical en el Conservatorio de la ciudad. Allí estudió composición con Joaquín Reyes Cabrera quién le recomendó los ejercicios de armonía de Joaquín Zamacois, entonces director del Conservatorio Superior de Música de Barcelona.

En 1958 atraído por Zamacois decide marchar a Barcelona, en cuyo Conservatorio estudió composición con dicho maestro y piano con Sofía Puche de Mendlewicz. Mediante una beca de la Fundación Juan March pudo ampliar sus estudios de dirección de orquesta en New York, con Boris Goldovsky en el Carnegie Hall.

Empieza una carrera como director de orquesta, debutando en New York en 1969 con la ópera Madame Butterfly. En 1973 fue nombrado director de la Orquesta Sinfónica de Valencia, cargo que ostentó hasta 1976. Entre 1976 y 1981 reside en la ciudad de San Diego en California, como profesor de armonía y composición.

En una entrevista realizada en mayo de 2009 por Ruiz del Puerto para la revista Acordes, el compositor nos habla de la época en que se iniciaba. En estos años tengo que aclarar que la composición iba madurando en mi hasta encontrar el camino que deseaba para escribir la música que yo sentía, dentro del vanguardismo musical, pero manteniéndome con mi personalidad. Lo que no podía hacer era traicionar mi personalidad por un vanguardismo que yo no sentía, por ello tardé unos años hasta encontrar mi propio lenguaje. 

Dejé por lo tanto de cultivar la composición en esta época y me dediqué más profundamente a la dirección de orquesta. Dirigí mucho en América y Filipinas. Precisamente en Filipinas me hicieron el encargo de componer una obra para la Orquesta Sinfónica de Manila. En principio tuve mis reparos pero acepté la propuesta.

Así nació el ballet "La leyenda del Monte Bangkay" estrenado en Manila en 1980, una especie de Romeo y Julieta basado en una leyenda filipina, que tuvo gran éxito.

En la época en que residía en San Diego, Montserrat Caballé, que conocía desde sus años pasados en Barcelona, vino a dar un concierto en Los Ángeles. Le pidió que le escribiera unas canciones y se las mandó. En 1981 Jesús López Cobos es nombrado director musical de la Opera de Berlín y propone a Palomo como su ayudante.

Desde 1981 Palomo reside en Berlín como miembro estable de la Deutsche Oper Berlin, siendo nombrado director de la orquesta del ballet y colaborando con los directores que se van sucediendo, Jesús López Cobos, Giuseppe Sinopoli y Rafael Frühbeck de Burgos.

Cuando Montserrat Caballé se encuentra en Berlín cantando Tosca, le dice que estrenará sus canciones en el mes de enero de 1987. Es el ciclo "Del atardecer al alba o Recuerdos de juventud"  para soprano y piano, que había compuesto para ella. A pesar de ser canciones que poseen melodía, algo detestado por los críticos vanguardistas, tuvieron tanto éxito que el compositor no dudó en componer otras canciones para ella.

Así en 1992 compone el ciclo "Una primavera andaluza" sobre versos de Juan Ramón Jiménez y en 1995 las canciones orquestales "Tientos" y "Plenilunio". En 1994 había realizado una versión para soprano y orquesta de sus anteriores ciclos.

Cuando residía en San Diego conoció a la familia Romero[1] y cultivó una intensa relación de amistad. Allí empezó su amor por la guitarra. Después de realizar diversos arreglos para guitarra para la familia de guitarristas, los Romero, pensó en componer un concierto para guitarra y orquesta.

Cuando se encontraba en Berlín compone la obra dándole el título "Nocturnos de Andalucía", una suite concertante para guitarra y orquesta, terminada en 1995 y dedicándola a Pepe Romero. Se estrenó el 27 de enero de 1996 en el Konzerthaus de Berlín, con la Orquesta de la Radio de Berlín dirigida por Frühbeck de Burgos, con un éxito arrollador, tanto que fue el principio de su fama mundial como compositor.

Una obra para guitarra y gran orquesta, que posee la habilidad de no ser tapada por ella. Se escuchan ecos del flamenco de Andalucía, del cante y baile andaluz, tan apreciados tanto por el compositor como por el intérprete a quién está dedicada.

En 1999 gana un concurso organizado por la Academia de Medicina de la Universidad de Rochester, New York, para celebrar el Centenario de dicha Academia. Su consecuencia es el encargo de un trío para piano, violín y violoncelo. Se trata de "Andalusian Divertimento" estrenado en dicha Academia en 2000. Obra con raíces en la música flamenca andaluza.

Celedonio Romero, el padre del famoso cuarteto de guitarristas había nacido en Cuba, en Cienfuegos. Poco después de su muerte ocurrida en 1996, el compositor se encontraba en La Habana junto con Pepe Romero para interpretar sus Nocturnos, cuando el Presidente de la SGAE Teddy Bautista le pidió que compusiera una obra en memoria de Celedonio.

Palomo compone el "Concierto de Cienfuegos" para cuatro guitarras y orquesta, terminado en Berlín en el mes de abril de 2001. Escrito para el cuarteto de los Romero y dedicado a la memoria de su padre Celedonio, lo estrenaron el 14 de junio de 2001 en el Teatro de la Real Maestranza de Sevilla. Una partitura que une Andalucía con Cuba, mediante ritmos de bulerías, habaneras y ritmos caribeños, impregnándolo todo de una magia especial.

"Cantos del alma" compuestos en 2002 nació como una sugerencia hecha por Jesús López Cobos. Una composición para soprano, clarinete y orquesta sobre cuatro poemas de Juan Ramón Jiménez. Se estrenó en Barcelona.

"Mi jardín solitario" para soprano y guitarra es un ciclo de canciones sobre poemas escritos por Celedonio Romero, dedicado a la memoria de Angelita, la esposa del guitarrista. Se estrenó en Córdoba el 11 de julio de 2009, interpretado por María Bayo y Pepe Romero.

"Madrigal y cinco canciones sefardíes" se estrenó en su versión para voz y arpa el 4 de octubre de 2004 en la Deutsche Oper Berlin y en su versión para voz y guitarra, el 11 de julio de 2009 en Córdoba junto al anterior ciclo. Se basan en melodías que la música judía dejo a España como herencia. Los melismas de la música del pueblo de Israel pasaron a la música árabe andaluza, antecedente del flamenco. Por otra parte también influenciaron a la música religiosa que los trasladó al canto gregoriano.

"Dulcinea" terminada en 2006 es una cantata fantasía para cuarteto vocal, coro y orquesta basada en el Don Quijote cervantino. Una obra de gran lirismo con ritmos exuberantes de influencia andaluza. Se estrenó en el Konzerthaus berlinés el 15 de mayo de 2006. con la orquesta de la ópera de Berlín dirigida por Miguel Ángel Gómez Martínez.

La “Sinfonía a Granada" para soprano, guitarra y orquesta compuesta en 2007, fue encargada por la Diputación de Granada y estrenada por María Bayo, Vicente Coves y la Orquesta Ciudad de Granada dirigidos por Jean-Jacques Kantorow el 10 de junio de 2007 en el Auditorio Manuel de Falla.

Los deseos de la Diputación de Granada al encargar la obra se encuentran descritos en su escrito. Una composición musical que contribuya a establecer lazos de unión y hermandad entre las gentes de los diferentes territorios de nuestra provincia y aglutine en sus notas la variada y rica diversidad geográfica y cultural que nos caracteriza.

Los textos están escritos por el notable poeta granadino Luis García Montero, que han servido de inspiración al compositor. Los melismas hebraicos y árabes arraigados en el flamenco se introducen en su música así como el rasgueo de la guitarra.

El primer movimiento, ... paisajes con fábricas de sueño, empieza con el rasgueo de la guitarra. Después de las palabras del poeta un ritmo de bulerías acompaña la voz del narrador, que nos narra el caleidoscopio de lo que encierra la ciudad manifestando el amor a Granada. Después de llegar la orquesta a su clímax la voz del narrador es acompañada por la guitarra.

El segundo movimiento, subiendo a la Alhambra, nos conduce al gran palacio granadino. Empezado por la guitarra hasta que la escena se ilumina sonando el canto de la soprano acompañada por el arpa. Un tema melódico es iniciado por la cuerda y continuado por la soprano.

El tercer movimiento, la tierra y el mar, nos lleva por las tierras de la provincia de Granada, a través de los campos, hasta las playas de Motril y Salobreña. Basado en el ritmo de bulerías la orquesta inicia el movimiento hasta que aparece la voz de la guitarra. La soprano introduce su canto proveniente de una taberna lejana. La guitarra alterna con la orquesta hasta una nueva intervención de la soprano en la sección central del movimiento. Una sección más poética y calmada es acompañada por acordes de la guitarra. La coda realizada por la guitarra cierra tranquilamente el movimiento.

El cuarto movimiento, danza del Sacromonte, está dedicado a los gitanos del Sacromonte de Granada, que tanto han contribuido desde su anonimato al desarrollo de la música flamenca. Empieza con un ritmo de danza andaluza acompañada por castañuelas y la guitarra. El carácter rítmico se acentúa emulando el taconeo de los bailaores y bailaoras.

El quinto movimiento, cielo pintado de nieve, está dedicado a la Sierra Nevada. La guitarra inicia un canto tranquilo seguido por la soprano, que nos conduce a la tranquilidad de la montaña nevada. Una tranquila coda orquestal nos acerca al cielo de Granada.

Una sinfonía que mediante sus formas descriptivas abstractas, basadas en el folclore andaluz nos presenta la provincia de Granada como una sinfonía de sueños, una sinfonía llena de colorido y amor a la tierra.

"Fulgores" es un concierto para violín, guitarra y orquesta compuesto en 2011. Se estrenó el 2 de diciembre de 2011 en el Palau de la Música de Valencia. Una música impregnada del andalucismo típico de su autor, de raíces árabes y por las bulerías flamencas. Fue interpretada después en Berlín el 12 de abril de 2014 por la Rundfunk Symphonie Orchester Berlin con la violinista coreana Ye-Eun Choi y la guitarra de Pepe Romero, dirigidos por Pedro Halffter. La obra fue recibida con un gran éxito por el público asistente.

"Dr. Seuss' The Sneetches" es un poema sinfónico para narrador y orquesta estrenado en 2012 en el Oberlin Conservatory of Music. Basado en un cuento infantil de Theodor Geisel (1904-1991), conocido como Dr. Seuss. Un cuento infantil ilustrado con la música para el deleite de pequeños y mayores.

La “Sinfonía Córdoba" se estrenó el 26 de febrero de 2015, con motivo del Día de Andalucía, en el Gran Teatro de Córdoba interpretada por la Orquesta de Córdoba dirigida por Lorenzo Ramos, con la participación del tenor Pablo García López, natural de Villaralto, en el primer movimiento junto al guitarrista Javier Riba. Recoge en la partitura original su dedicatoria: A la ciudad de Córdoba, en memoria de mi madre.

El primer movimiento, Paseo a la Mezquita, nos propone un viaje en el tiempo, en el que aparecen todas las razas y culturas que amalgamadas forjan y enriquecen la ciudad. Después de una tranquila introducción llegamos a un tema caballeresco que nos conduce a un clímax de evocadores sonidos guerreros. Dentro de este viaje espacial aparece un fragmento iniciado por unos melismas del clarinete, que da paso a un solo de la guitarra seguido por el cante del tenor. Sus diversas estrofas están separadas por fragmentos melódicos de la cuerda. A su término se inicia un tema repetitivo que se va exaltando hasta llegar a su clímax, seguido por otro tema de marcado carácter popular. Regresa el tema de notas repetidas culminando en una marcha solemne, que nos conduce a la coda con repique de campanas.

Sin ser música descriptiva sus temas nos pasean por los tiempos en que diferentes culturas dominaban la ciudad. Podemos imaginarnos el apogeo de la época árabe, las batallas con los cristianos que finalmente se hacen dueños del territorio.

El segundo movimiento, Nocturno en la ribera, describe el calmado ambiente del Guadalquivir a su paso por Córdoba. Corresponde al movimiento lento de la sinfonía y lo podemos dividir en tres partes. La primera nos introduce mediante soñadoras melodías en un ambiente poético. Un tema melódico de carácter dulce expone la fascinación y encanto de la ciudad, que se recorta débilmente iluminada por la luna. Finalmente se regresa a la primera sección con su motivo soñador.

El tercer movimiento, los Patios en el mes de Mayo, se inspira en la fiesta de los patios cordobeses, actualmente patrimonio de la humanidad, que se celebra desde 1921 cada año durante la primera quincena de mayo. Debido a su clima la vida de las casas cordobesas se centra en torno a un patio con un pozo o una fuente en su centro.

Desde el año 1921 el Consorcio de Turismo de la ciudad organiza durante la primera quincena de mayo un concurso de Patios, en el que los propietarios de estos engalanan sus viviendas con ahínco para conseguir el prestigioso galardón ofertado por el Consistorio. Paralelamente se celebra un festival con numerosas actuaciones folclóricas donde se dan cita los mejores cantaores y bailaores de la tierra. Todo esto acompañado del vino Montilla-Moriles, fino de la tierra con tapas típicas.

La música describe la gracia, la fantasía, la creatividad inigualables, únicas en el mundo, de los patios en el mes de Mayo. Sin duda, templos extraordinarios donde, cada primavera, coinciden todos los espacios y tiempos de la vida. Después de una introducción con una base rítmica y melismas del clarinete, se presenta un motivo de raíz andaluza acompañado por las castañuelas, que se desarrolla pasando a toda la orquesta. Un segundo tema de carácter lírico sirviendo de contraste, nos conduce a una sección llena de solemnidad, terminando con una luminosa y racial coda.

Según las propias palabras del compositor, la más pura esencia de Córdoba ha sido el germen que me ha inspirado y hecho concebir la música de esta sinfonía. Es una obra que requiere dos solistas, voz y guitarra, que le dan el carácter popular. Interpretan unas tres estrofas de una melodías a las que también puse letra. Son temas de carácter folklórico, un poco como el flamenco que con tres versos dice mucho.

Una de sus últimas obras es "Humoresque" compuesta en 2015 para contrabajo y orquesta. Estrenado por la Orquesta Sinfónica de Castilla y León y Ximo Clemente al contrabajo, ha sido grabado recientemente por dicha orquesta dirigida por Jesús López Cobos.

El sello discográfico de Hong Kong, Naxos, que ha editado cuatro cedés con música de Palomo es el encargado de la grabación de dos nuevos discos con la música del compositor. El primer disco contendrá "Fulgores" y la "Sinfonía Córdoba". El segundo "Arabescos", que se ha grabado antes de su estreno, "Caribeana", que contiene aires jamaicanos y cubanos, y "Humoresque". Los cedés que ha grabado la Orquesta Sinfónica de Castilla y León dirigida por Jesús López Cobos saldrán a la venta el próximo otoño.

Palomo es un compositor inspirado en los cantos y ritmos de su Andalucía natal que retorna a la música tonal, una reacción observada en muchos compositores contemporáneos, contra el exceso de vanguardismo del pasado siglo que detestaba cualquier forma melódica. Con ello la música vuelve a ser amada por el público conservador que no debe realizar un esfuerzo tan grande para comprenderla.

[1]  Cuarteto de guitarra española residente en San Diego, integrado por su fundador Celedonio Romero y sus hijos Ángel, Celín y Pepe. En 1990 Ángel abandona el grupo siendo reemplazado por el hijo de Celín, Celino. A la muerte de Celedonio en 1996 es reemplazado por el hijo de Ángel, Lito Romero.