MEHUL

Etienne-Nicolas Mehul  (1763-1817) nace en Givet, en la región de las Ardenas, cerca de la frontera con Bélgica. Después de unos primeros estudios en su ciudad natal, en 1779 se traslada a París, tomando lecciones del compositor Edelmann.

Mehul escribe principalmente obras para el teatro, convirtiéndose en el rival de Gossec. Vive los disturbios políticos de su época y entra en 1793 como profesor en el recién formado Instituto Nacional de Música, que en 1795 se convertirá en el Conservatorio. Escribe diversas obras patrióticas para la República y luego para Napoleón.

Compuso cinco sinfonías. Las tres primeras aparecen en 1809. Un año más tarde siguen la cuarta y la quinta. Esta última es incompleta y no está publicada.

La “Sinfonía Nº 1 en sol menor” muestra la influencia de Haydn en su estructura clásica. El primer movimiento allegro, contiene dos brillantes temas, dramáticamente contrastados. El tiempo lento andante, está formado por una serie de variaciones. El menuetto empieza con un pizzicatto para cuerdas y contiene un trío en forma de Ländler, una danza alemana. La obra termina con un allegro agitato en el que se observa la influencia ejercida por Beethoven, especialmente por el primer movimiento de su quinta sinfonía, como ya observó Schumann en su época.

La “Sinfonía Nº 2 en re mayor” compuesta en el mismo año que la primera, empieza con una introducción lenta que vuelve a recordar a Beethoven, enlazando con el allegro. El andante contiene un sencillo y melódico tema, empleando el contrapunto en determinadas ocasiones. El menuetto también contiene como la primera, una danza en el trío. El allegro vivace final empieza con un ostinato mediante el uso de contrabajos y timbales, que también muestra la influencia de Beethoven. Esta sinfonía sin llegar a la brillantez de la primera, nos muestra un estilo que recuerda a Haydn, pero que se desplaza hacia Beethoven.